Thomàs asegura que ningún médico se verá "condicionado por el catalán" para poder trabajar en Baleares

Afirma que los convocantes de la manifestación del 1 de abril ejercen su derecho a protestar "desde el ámbito político y no sindical" PALMA DE MALLORCA, 23 (EUROPA PRESS) El conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, aseguró hoy que ningún médico ni enfermera se verán "condicionados por el catalán" para poder trabajar en Baleares, en referencia al Decreto que prevé poner en marcha el Govern en el ámbito de la sanidad, ya que "de entrada" no se exigirá a estos profesionales que acrediten el nivel B de esta lengua ni que posean "ningún tipo de titulación" al respecto. Durante la inauguración de la residencia Son Güells, en Palma, el conseller recordó así que el decreto, que solicitará el nivel B de catalán -frente al C exigido a los funcionarios de la Administración pública-, contiene excepciones para las personas sin conocimientos de esta lengua, a quienes se les ofrecen dos años para que aprendan el idioma. "Nadie impedirá que vengan a las islas y quien diga lo contrario, estará faltando a la verdad", aseveró. "Baleares siempre ha sido una tierra de acogida y lo va a seguir siendo", incidió el titular de Salud, quien subrayó que la lengua en el archipiélago "nunca ha sido un elemento de disputa ni de controversia, como tampoco se está usando ahora contra nadie", en respuesta a las declaraciones efectuadas por la defensora de los usuarios de la sanidad pública de Baleares, María José Rodríguez, que auguró que el decreto puede crear dificultades para conseguir "buenos especialistas". A este respecto, Thomàs aseveró que las únicas reclamaciones que se han recibido en el ámbito de la sanidad hacen referencia a los pacientes que se han querido expresar en catalán y "se han encontrado con problemas". "Nuestra percepción es que alguien está interesado en que la lengua sea un elemento de confrontación política, pero nosotros no estamos de acuerdo con ese planteamiento", enfatizó. MANIFESTACIÓN "DESDE EL ÁMBITO POLÍTICO" Respecto a la manifestación convocada por el Sindicato Médico y el Sindicato de Enfermería de Baleares para el próximo 1 de abril contra la exigencia de conocimientos del catalán en el ámbito sanitario público, el conseller apuntó que estas entidades "se valen de su derecho a manifestarse", pese a que se trata, dijo, de un derecho que se ejerce "desde el ámbito político y no sindical". Por último, manifestó, en respuesta a las críticas lanzadas desde el PP, que no conoce ningún caso de especialistas que se hayan marchado de Baleares por el catalán, ya que "trabajamos para que tengan las condiciones laborales adecuadas a fin de que se queden", al tiempo que recordó que unas 350 personas realizan el programa MIR (Médico Interno Residente) en las islas "y no les ponemos problemas".