Trabajadores del hospital Severo Ochoa temen la rescisión de 200 contratos y el cierre de camas en verano

LEGANÉS, 27 (EUROPA PRESS)

La Junta de Personal del hospital Severo Ochoa, de Leganés, denunció hoy los planes de la Dirección del centro de rescindir los contratos de 196 trabajadores el próximo 30 de junio, así como de incrementar el número de camas 'cerradas' con motivo del periodo estival.

Según un comunicado de la entidad, la finalización de los contratos que corresponden al SERMAS, así como la no renovación de cuatro enfermeras y cinco auxiliares de enfermería, afectará al servicio que ofrece el centro, ya que consideran "necesarios" estos puestos "para dar un servicio de calidad".

Por su parte, el gerente del hospital, César Gómez, aseguró a Europa Press que "se renovarán los contratos en función de las necesidades existenciales del centro".

En cuanto al previsible cierre de camas, la presidenta de la Junta, Carmen Durán, explicó a Europa Press que Gerencia les comunicó que el número de camas cerradas durante los meses de verano "será mayor que en años anteriores", iniciativa que "rechazó" la Junta por "la repercusión que tendría sobre la población".

Ante ello, los representantes de los trabajadores reclamaron a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid la "contratación inmediata del personal cesado" en el servicio de Urgencias "para asegurar una plantilla sanitaria y no sanitaria adecuada a la demanda asistencial".

Y es que, según Durán, el servicio del hospital leganense se ve "tremendamente afectado" por la elevada edad de la población que acude. "Hay una cantidad enorme de ancianos, lo que provoca que se prolonguen muchos días las estancias sin posibilidad de ingreso de los pacientes por falta de recursos y personal", indicó.

FALTA DE PERSONAL EN GINECOLOGÍA

La Junta criticó también el déficit que registran determinados departamentos del hospital, como los servicios de ginecología o de pediatría. El primero -según los denunciantes- "está por debajo de plantilla", ya que cuenta con seis profesiones menos que los que refleja el libro de personal, lo que deriva en "la suspensión de consultas y pruebas diagnósticas". Además, la esperanza de contratación de los residentes que terminan su periodo de formación este mes "se ha esfumado", según la Junta.

En cuanto a pediatría, los profesionales de este departamento "tendrán que dedicar la mitad de su jornada a trabajar en centros de primaria", lo que forzara el "rechazo" de los contratos o la 'emigración' de estos especialistas a otras áreas.

A ello, se suma la carencia de neonatólogos. "Si no se soluciona la situación actual, este verano tres neonatólogos tendrán que cubrir todas las guardias, pudiendo tener que realizar hasta diez en un mes, con la repercusión que esto tendría en la población", esgrimieron desde la Junta.

Según la Junta, la Dirección del Severo Ochoa habría propuesto que pediatras no especialistas en neonatología cubran estas plazas, "algo que --según los denunciantes-- iría claramente en detrimento de los pequeños bebés (desde 500 gramos) que allí se atienden".