Un total de 218 trabajadores del Ayuntamiento de San Sebastián deberán acreditar su nivel de euskera antes de 2013

SAN SEBASTIAN, 20 (EUROPA PRESS)

Un total de 218 trabajadores del Ayuntamiento de San Sebastián deberán acreditar su perfil preceptivo de euskara antes de 2013, según lo estipulado en el IV Plan de Normalización del Uso del Euskera en el Ayuntamiento de San Sebastián, aprobado el viernes en Junta de Gobierno.

En una rueda de prensa en la capital guipuzcoana, la concejala de Normalización Lingüística en el Consistorio donostiarra, Ainhoa Beola, puntualizó hoy que con la actualización del citado Plan se pretende "superar el porcentaje mínimo" de trabajadores municipales que deben acreditar su nivel de euskara establecido por el Gobierno vasco (un 53,6 por ciento), y lograr que el 58,31 por ciento lo certifique y use "a diario en documentos y conversaciones" esta lengua.

De esta manera, señaló que de los 1.288 empleados con los que cuenta el Consistorio donostiarra, "751 están capacitados para atender a la ciudadanía y elaborar documentos escritos tanto en euskera como en castellano", aunque, a día de hoy, "218 trabajadores aún no han acreditado su conocimiento de la lengua vasca".

Beola insistió en que "muchos de los que todavía no han acreditado el perfil preceptivo están aprendiendo o mejorando su nivel de euskera" para "alcanzar los objetivos acordados y no es que no conozcan la lengua".

La edil donostiarra explicó que la medida aprobada el viernes "afectará principalmente" a los trabajadores que desempeñen labores en los servicios de atención ciudadana y los departamentos de Infancia y Juventud. A su juicio, "si el conocimiento del euskera entre los donostiarras aumenta, tiene que trasladarse esta realidad al Ayuntamiento de la ciudad".

Por otro lado, indicó que la aprobación del IV Plan de Normalización del Uso del Euskera supondrá la creación de una Comisión del uso de las Lenguas Oficiales, que se encargará de "aprobar, ejecutar y realizar un seguimiento de los objetivos concretos adecuados a cada dirección".

Finalmente, Beola afirmó que la "actualización" de este documento permitirá "pasar del conocimiento a un uso real del euskera", y así "rentabilizar los esfuerzos realizados por la administración en la euskaldunización del funcionariado e impulsar el uso del euskera en todos los ámbitos de la administración municipal".