Comerciantes de ropa critican una norma que los obliga a ofrecer todas las tallas

  • Montevideo, 14 abr (EFE).- La Cámara de Vestimenta de Uruguay advirtió hoy que la iniciativa legal que obligará a las tiendas de ropa a disponer de todas las tallas para combatir la anorexia atenta contra la libertad de comercio y podría llevar a la ruina a los pequeños comercios.

Comerciantes de ropa critican una norma que los obliga a ofrecer todas las tallas

Comerciantes de ropa critican una norma que los obliga a ofrecer todas las tallas

Montevideo, 14 abr (EFE).- La Cámara de Vestimenta de Uruguay advirtió hoy que la iniciativa legal que obligará a las tiendas de ropa a disponer de todas las tallas para combatir la anorexia atenta contra la libertad de comercio y podría llevar a la ruina a los pequeños comercios.

Los representantes de los comerciantes de ropa manifestaron en el Senado que la ley, aprobada en noviembre pasado por la cámara baja del Parlamento, que es "imposible" cumplir con la exigencia de tener siempre disponible ropa de todos los talles y modelos, llevará a la quiebra a muchos comercios, que no disponen de los medios para disponer de tanta mercadería.

La iniciativa legal a debate en el Senado establece que "todas las industrias de la vestimenta y los establecimientos que las comercialicen, distribuyan o importen, deberán contar con prendas de vestir en todas las tallas que respondan a las características antropométricas de la población, femenina y masculina".

De no disponer del talle solicitado, los comercios tendrían una semana para ponerla a su disposición de sus clientes sin modificar el precio de venta o de lo contrario podrían enfrentar una multa de hasta 1.460.000 pesos uruguayos (unos 60.800 dólares).

El propósito de esta ley, impulsada por el diputado opositor Carlos Enciso, era contribuir a la igualdad de los ciudadanos para evitar la discriminación en base a la apariencia física y combatir la expansión entre la juventud de enfermedades como la bulimia y la anorexia.

Para el responsable de la Cámara de Vestimenta, Andrew Rial, "que haya ropa más grande o más chica y atentando a la libertad de comercio", no va a solucionar el problema de la bulimia.

Así, pese a contar con la aprobación unánime de la cámara baja, senadores de todos los partidos señalaron que la norma tendrá que ser modificada notablemente para poder ser sancionada.

El pasado mes de noviembre, el portavoz del grupo Gordos Organizados del Uruguay, Luis Cherro, consideró "una gran victoria" para los uruguayos afectados de obesidad y sobrepeso que los diputados aprobaran esta norma.

Según Cherro, parte del problema de discriminación que sufren los obesos se debe a los comercios que importan ropa barata de países asiáticos en donde la referencia de las tallas suele ser falsa.

"Es un negocio ciego, que no está tarifado como debería estarlo", explicó Cherro.