El director de la FAO recuerda que la crisis alimentaria "no acabó" y pide una "respuesta rápida"

  • Brasilia, 9 mar (EFE).- El director general de la FAO, Jacques Diouf, recordó hoy en Brasilia que la crisis alimentaria mundial no ha acabado y pidió "respuestas rápidas" para atender a los casi 1.000 millones de hambrientos que existen en el mundo.

El director de la FAO recuerda que la crisis alimentaria "no acabó" y pide una "respuesta rápida"

El director de la FAO recuerda que la crisis alimentaria "no acabó" y pide una "respuesta rápida"

Brasilia, 9 mar (EFE).- El director general de la FAO, Jacques Diouf, recordó hoy en Brasilia que la crisis alimentaria mundial no ha acabado y pidió "respuestas rápidas" para atender a los casi 1.000 millones de hambrientos que existen en el mundo.

"Esa cifra no puede ser ni es aceptable", declaró el director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Brasilia, tras una entrevista con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

El funcionario senegalés recordó que en 2007 la FAO propuso crear un sistema de "alerta rápida" en relación a los problemas que ya entonces se pronosticaban en la agricultura mundial y lamentó que "ninguna acción fue tomada hasta que no hubo crisis y muertos en 22 países".

Ahora, y sobre todo basado en esa experiencia, dijo que la FAO intenta promover "mecanismos de respuesta rápida" para encarar de una vez el problema del hambre mundial, que de acuerdo a cálculos de ese organismo requiere de inversiones anuales de 30.000 millones de dólares hasta el año 2025.

Es necesario anticiparse al futuro y tener en cuenta que "vamos a necesitar duplicar la producción mundial de alimentos para una población que pasará de 9.000 millones de personas en el 2050", manifestó.

Sobre su reunión con Lula, Diouf dijo que le transmitió la satisfacción de ese organismo "por los esfuerzos que se hacen en Brasil para aumentar la producción agrícola" y para reforzar la agricultura familiar, un sector que consideró "clave" para hacer frente a la crisis financiera internacional.