El Gobierno de México pide a la población que permanezca en casa y suspende las actividades

  • México, 30 abr (EFE).- El Gobierno de México ha pedido a la población que permanezca en casa durante cinco días, del 1 al 5 de mayo, en los que estarán suspendidas las actividades oficiales, para atajar el brote de virus porcino que ha contagiado a 99 personas, de las que han muerto ocho.

México, 30 abr (EFE).- El Gobierno de México ha pedido a la población que permanezca en casa durante cinco días, del 1 al 5 de mayo, en los que estarán suspendidas las actividades oficiales, para atajar el brote de virus porcino que ha contagiado a 99 personas, de las que han muerto ocho.

La medida busca frenar la epidemia de gripe porcina, anunció este miércoles en rueda de prensa el secretario de Salud, José Ángel Córdova, quien pidió a las autoridades de los 32 estados y de los más de 2.500 municipios mexicanos que hagan lo mismo.

Córdova informó en la misma rueda de prensa que el número comprobado de contagiados es de 99, de los cuales ocho fallecieron, todos en la capital, y más tarde en un foro de televisión dijo que cinco eran mujeres y tres hombres.

También comentó que en México ya se cuenta con los métodos para identificar al virus por lo que las autoridades van a tener una "idea más objetiva de los casos reales" y que este jueves se harán 140 pruebas más.

Está confirmado que el virus está presente en la capital, los estados de México (centro), San Luis Potosí (centro-norte), Colima (oeste) y Veracruz (este). En la mayoría de las restantes 27 entidades del país hay casos sospechosos.

En un mensaje a la Nación, transmitido la noche de este miércoles, el presidente Felipe Calderón exhortó a los mexicanos a permanecer en sus casas del viernes 1 al martes 5 de mayo para evitar contagios de la gripe porcina, aprovechando los días de asueto decretados por su Gobierno.

"No hay lugar más seguro para evitar contagiarse del virus de la influenza porciana que tu propia casa", dijo Calderón.

Desde el 23 de abril cuando se informó por primera vez a los mexicanos de la presencia del nuevo virus, las medidas del gobierno federal han aumentado, primero fue la suspensión de clases en escuelas y universidades en la capital y el vecino Estado de México y después se extendió a todos los estados.

Además en la capital, las autoridades locales ordenaron desde este miércoles el cierre temporal de centros de ocio y entretenimiento y parcialmente de restaurantes, que solo pueden dar servicio de comida a domicilio.

El ministro Córdova explicó que a nivel federal la medida anunciada este miércoles contempla "la suspensión de trabajos y servicios no esenciales de los sectores productivos".

Aclaró que "en todo momento se garantizará la producción y el abasto de alimentos y medicinas" y se mantendrán las operaciones de transporte, en puertos, aeropuertos y carreteras.

También, dijo, permanecerán abiertos los mercados, supermercados y misceláneas, farmacias, servicios hospitalarios, financieros, de telecomunicaciones y medios de información, gasolineras y recolección de basuras.

También servicios hoteleros y restaurantes, "siempre y cuando no correspondan a espacios cerrados con aglomeraciones".

Ante periodistas de la cadena Televisa, el ministro de Salud confirmó que la muerte el 23 de abril del arqueólogo Felipe Solís se debió a complicaciones de una neumonía y que no tuvo que ver el virus de la gripe porcina con ese fallecimiento.

Como director del Museo de Antropología, Solís dio la bienvenida en ese recinto al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el 16 de abril, por lo que surgió la versión en medios de prensa de que el mandatario estuvo en riesgo.

Además, Córdova dijo que ya en esa fecha el Gobierno estadounidense sabía de la existencia de casos atípicos de influenza (gripe).

El ministro mexicano de Hacienda, Agustín Carstens, dijo que la epidemia tendrá un impacto en una caída de la actividad económica entre el 0,3% y el 0,5% "en caso de que se prolongue unos tres meses".

"La magnitud del impacto económico dependerá de la duración y la profundidad de la epidemia", explicó Carstens.

El Gobierno mexicano proyectó una caída del 2,8% en el Producto Interno Bruto (PIB) para este año, no obstante el Banco de México redujo su pronostico a una contracción de entre el 3,8 y el 4,8 por ciento debido a la crisis económica mundial.