Jiménez dice que Soria es "encantador" y que le ha dado ya "consejos básicos" para su nueva tarea

MADRID, 08 (EUROPA PRESS)

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, asegura que su antecesor el el cargo, el ex ministro Bernat Soria, es un político, investigador y doctor "absolutamente encantador", que ha sido "casi cómplice" con ella en el primer contacto y que, por lo pronto, ya le ha dado los primeros "consejos básicos" para emprender su nueva tarea, a la espera de que el martes se reúnan para discutir de los temas pendientes del departamento.

"Bernat Soria es un político, investigador, doctor absolutamente encantador. Es una persona brillante, extraordinaria, que ha hecho un gran trabajo y que además, yo le quiero agradecer públicamente el que haya puesto su conocimiento, su capacidad investigadora, su sabiduría, al servicio de la política", indicó en declaraciones a la Cadena Ser recogida por Europa Press Jiménez, a quien Soria advirtió en su toma de posesión de que, tras las bienvenidas, le esperaba "una larga tortura" en el cargo y después su 'muerte política'.

"Me ha dado consejos muy básicos que hoy los guardaré para mi, ha sido casi cómplice. Ya el martes nos sentaremos tranquilamente, tendremos una primera reunión de trabajo larga donde podamos ya discutir las iniciativas que el había puesto en marcha y que le gustaría que yo pudiera continuar", añadió la ministra.

Reconoce que las políticas sociales en general y la Ley de Dependencia en particular serán su prioridad y que hará "el máximo esfuerzo" para implementar esta norma "porque la gente lo necesita". "Hay muchas personas que están esperando esa ayuda, ese derecho y a todas esas personas no quiero defraudarles sus expectativas", aseveró.

Sin embargo, dice que "aún no ha hablado de dinero" con la nueva vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, para hacer realidad estas ayudas y advierte de que, con los fondos públicos, actuará de forma "austera", apostando "por una buena gestión" que "no depende sólo de pedir más recursos, sino de saber gestionar los existentes, sobre todo en una situación de restricción económica por la crisis".

Dice que los deberes en este nuevo cargo se los ha puesto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y también el propio ministerio, un departamento "con muchas áreas" que ya le ha hecho sentir "como una ola imparable, un tsunami de responsabilidad" por el trabajo "abrumador" que tendrá que realizar.

A pesar de la "poco cálida" bienvenida al cargo que le dio el PP, Jiménez asegura que su misión como parte del Gobierno será la de "tender puentes" y "coordinar posiciones" con el partido de la oposición, ya que siempre ha entendido la política "como entendimiento y diálogo, sobre todo cuando hay situaciones de riesgo e incertidumbre", como ocurre con los asuntos de los que se encarga la política social. "Habrá que hacer un esfuerzo", acotó.