La gripe A pierde fuerza en México y la capital se alista a volver a la normalidad

  • México, 4 may (EFE).- El Gobierno mexicano se mostró hoy "optimista", porque el virus de la gripe A pierde fuerza en México, ante lo cual las autoridades de la capital del país se preparan para reanudar con algunas limitaciones las actividades en la urbe.

La Gripe A pierde fuerza en México y la capital se alista a volver a la normalidad

La Gripe A pierde fuerza en México y la capital se alista a volver a la normalidad

México, 4 may (EFE).- El Gobierno mexicano se mostró hoy "optimista", porque el virus de la gripe A pierde fuerza en México, ante lo cual las autoridades de la capital del país se preparan para reanudar con algunas limitaciones las actividades en la urbe.

El ministro de Salud de México, José Ángel Córdova, expresó su optimismo, porque continúa la "tendencia a la baja" del ritmo de aparición de casos.

De las 2.164 muestras de posibles contagios que han sido analizadas en el país por laboratorios especializados desde que inició la alerta sanitaria el pasado 23 de abril, 727 (33,5%) dieron positivo al virus AH1N1, incluidas las de 26 personas que perdieron la vida.

Córdova explicó también, que "el índice de contactos con personas infectadas que pueden contagiarse" se ha calculado en 1,4 cuando en el caso de influenza estacional (la común que se produce cada año en la temporada de invierno) es de 1,3.

El funcionario manifestó que "probablemente" las dependencias del Estado que dejaron de trabajar el pasado 1 de mayo reanuden sus actividades el próximo 6 de mayo.

Sobre la suspensión de clases, que mantiene en casa a un total de 33 millones de estudiantes de escuelas y universidades en todo el país, Córdova aseguró que la actividad escolar tendrá que reiniciarse de manera "escalonada, progresiva", aunque el Gobierno no ha tomado una decisión al respecto.

La secretaría de Trabajo dijo que sancionará a las empresas y establecimientos que no han acatado la orden de paro de labores entre el 1 y el 5 de mayo que afectaba a actividades no estratégicas.

Por otra parte, las autoridades de Ciudad de México afirmaron que la urbe cumple ya cuatro días sin registrar decesos sospechosos de gripe A, y el número de casos de pacientes con síntomas similares a los del virus AH1N1 disminuyó a solo 12 entre el sábado y el domingo, cuando la semana pasada llegaron a ser de más de 350 en un solo día.

Ante estas cifras, la Alcaldía del Distrito Federal anunció que a partir del miércoles, los más de 35.000 restaurantes con los que cuenta la ciudad podrán reabrir sus puertas.

Sin embargo, mantuvo la suspensión de actividades para bares, discotecas, centros nocturnos, estadios deportivos, salones de baile y de fiestas, cines, cabarés, teatros, billares, balnearios y auditorios, hasta que la alerta por el virus de gripe A en la ciudad se sitúe en un nivel "medio".

El alcalde de la capital mexicana, Marcelo Ebrard, presentó también un sistema de emergencia sanitaria permanente para la urbe compuesto por cinco niveles de emergencia: bajo (verde), medio (amarillo), elevado (naranja), alto (rojo), y muy alto (definido por el mismo color rojo con el símbolo de suma '+').

Ebrard redujo la alerta de alta a elevada.

Ciudad de México, la metrópoli más afectada del mundo por el brote de la epidemia de la gripe A, tomó las medidas de control más severas frente a la epidemia, entre las que se cuentan el cierre de establecimientos comerciales, culturales y deportivos.

Según la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), los restaurantes de la capital han perdido unos 1.200 millones de pesos (unos 87 millones de dólares) desde que el pasado 29 de abril se les obligó a vender comida solo para llevar.

Además, el mismo 6 de mayo se reanudarán las labores en los organismos de la administración de justicia de la ciudad (Tribunal Superior de Justicia, Junta Local de Conciliación de Arbitraje, Tribunal de lo Contencioso Administrativo) y en las alcaldías locales.

Sin embargo, las autoridades capitalinas pidieron a los ciudadanos no acudir acompañados a realizar sus trámites e impedirán a las personas permanecer en pasillos o salas de espera en oficinas públicas para evitar congestiones.

El gobierno local instalará módulos de información en los edificios públicos y realizará labores de desinfección permanente en los inmuebles de la administración local y sistemas de transporte.

Asimismo, desde el 7 de mayo museos, bibliotecas, centros de convenciones y centros religiosos reabrirán sus puertas, sujetos también a las medidas sanitarias que indiquen las autoridades capitalinas.

Según Ebrard, los ciudadanos deben continuar utilizando los tapabocas y cumplir recomendaciones como lavarse las manos.

"La reactivación de nuestras actividades va a ser paulatina y no de golpe", dijo.