Las empresas se "agarran" a la agricultura e industria alimentaria al no haber un "motor-fuerza" que tire de la economía

El quinto Barómetro del Colegio de Economistas augura un incremento del paro menor al registrado al haberse "tocado techo" MURCIA, 13 (EUROPA PRESS) Los economistas creen que las empresas se están "agarrando" a los sectores tradicionales de la Región de Murcia, como son la agricultura y la industria agroalimentaria, al no existir un "motor-fuerza" que tire de la economía regional "y haga de palanca de desarrollo" en esta época de crisis, sustituyendo el enorme auge que la construcción tuvo en los años anteriores, según indicó el secretario general del Colegio de Economistas, José Ignacio Gras. Esta es una de las conclusiones del quinto Barómetro del Colegio de Economistas, elaborado entre diciembre de 2008 y enero de 2009, y cuyos resultados presentaron hoy, en rueda de prensa, el decano de la institución, Ramón Madrid, y el propio Gras, quien comentó que "resulta curioso que, en estos momentos de dificultad, vamos a lo que sabemos a hacer y nos apoyamos en lo que tenemos, como los centros tecnológicos". Y es que, el 66,9 por ciento de los economistas encuestados creen que la principal fortaleza de la Región es la existencia de unas "condiciones naturales de gran potencial para el desarrollo del sector agroalimentario, del turismo residencial y las energías renovables", situándose por detrás, a 29 puntos de distancia, la "existencia de una cultura tradicional del agua que propicia su ahorro y eficiencia" (37,7 por ciento). En tercer lugar, y empatados con un 30,6 por ciento, están la "existencia de un clima económico, social y político adecuado para el desarrollo" y la "dinámica demográfica favorable". Por su parte, la fortaleza denominada "elevado crecimiento económico y creación de empleo" cayó al último lugar, con un 1,3 por ciento, frente al 50 por ciento que recogió en la primera edición del barómetro en diciembre de 2006. Sin embargo, a la hora de analizar las expectativas de crecimiento por sector de actividad, los economistas no apuntan ninguno que pueda servir de "motor", como tampoco aprueban a ninguno, al estar todos por debajo del 5 en cuanto a puntación. En concreto, los sectores productivos con las expectativas menos desfavorables son la 'Agricultura' y los 'Servicios Sanitarios, de salud y atención social' (ambos con un 4,8), seguido muy de cerca con la 'Industria agroalimentaria' (4,7). Por su parte, 'Turismo, ocio y hostelería' y 'Nuevas Tecnologías de la Información y del conocimiento' pierden posiciones respecto a la pasada edición, pasando de estar en el podio en junio de 2008, a situarse en el cuarto y quinto lugar, respectivamente. Además, el sector 'Construcción y urbanismo" es el peor valorado en el futuro inmediato, con una puntuación de 1,1 sobre 10. En cuanto a las debilidades, los economistas apuntan, muy por encima de las demás, a la "insuficiencia de recursos hídricos" (61,9 por ciento). A continuación figuran el "déficit de infraestructuras y comunicaciones" (43,8), "escaso gasto de I+D+i por parte de las empresas" (43,1), "baja productividad y alta temporalidad" (40,0), y el "paro" (35,0). "TECHO" PARA EL AUMENTO DEL PARO. Precisamente, el barómetro augura que los incrementos del paro durante el próximo semestre serán "menores" que los registrados en 2008, donde se "produjo un adelgazamiento muy rápido" del mercado laboral en la Región que, según los economistas, "ha tocado techo", explicó Madrid, quien aclaró que seguirá habiendo desempleo "pero el crecimiento será menor". El estudio, realizado a 250 economistas de la Región, desvela que, a juicio de los encuestado, la principal causa del desempleo, en una puntuación sobre diez, son los "problemas financieros de las empresas", con 8,4 puntos, mientras que en segundo lugar está el "elevado predominio del sector de la construcción" (8,2). La causa que tiene menor incidencia en el aumento del paro, con 5,9 puntos, es que "una parte de las empresas están aprovechando la coyuntura para realizar reestructuraciones y regulaciones de plantilla". También se preguntó sobre la iniciativa 'FinanciaPyme' puesta en marcha por el Gobierno regional, siendo mayoritaria la respuesta "su éxito depende en buena medida del comportamiento de las entidades financieras implicadas", tras la que se sitúa "será efectiva para las empresas que lo soliciten". Otra variable que se analiza es la efectividad de las medidas para salir de la crisis, sobre la que los economistas opinaron que la mejor, con un 7,7 sobre diez, es "potenciar los incentivos para la creación de empresas, para la reinversión y la contratación laboral", situada a escasa distancia (7,2) la propuesta de "introducir medidas para flexibilizar el mercado laboral". Igualadas con 7,1 puntos están "aumentar la inversión en obras públicas" y "recortes en los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo". PEOR SITUACIÓN ECONÓMICA. El barómetro refleja, en relación con la situación económica personal del encuestado, que un 16,5 por ciento dice estar en mejor situación que un año antes, mientras que un 41,1 por ciento está igual y el 42,4 por ciento peor. Aunque más de la mitad (57,6 por ciento) manifiesta estar igual o mejor, la valoración ha disminuido, ya que el porcentaje de la respuesta 'peor' fue el más alto de los tres posibles. A la baja también va la valoración sobre la situación de la economía regional en relación al año anterior, multiplicándose por seis la respuesta de que ha empeorado sobre el primer barómetro de 2006. De hecho, la situación económica actual de la Región es valorada prácticamente igual que la española, cuando normalmente es mejor. Así, en una escala de cero a diez, la economía regional obtiene 3,65 puntos y la española 3,61 puntos, esto es, sólo cuatro centésimas por debajo, cuando hace seis meses la diferencia era de 0,27 puntos (4,65 frente a 4,38), y hace un año de casi medio punto (6,26 frente a 5,77). Por ello, el decano del Colegio de Economistas de la Región concluyó que "la percepción de deterioro económico se está consolidando".