Polémica por una norma estatal que permite tomar células madre de bancos privados

  • Buenos Aires, 23 abr (EFE).- Una resolución del Estado argentino que permite que cualquier paciente local o del exterior utilice para un trasplante células madre de la sangre conservadas en centros privados desató una polémica que en las próximas horas llegará a la Justicia, afirmaron hoy a Efe fuentes médicas.

Polémica por una norma estatal que permite tomar células madre de bancos privados

Polémica por una norma estatal que permite tomar células madre de bancos privados

Buenos Aires, 23 abr (EFE).- Una resolución del Estado argentino que permite que cualquier paciente local o del exterior utilice para un trasplante células madre de la sangre conservadas en centros privados desató una polémica que en las próximas horas llegará a la Justicia, afirmaron hoy a Efe fuentes médicas.

La medida establecida por el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), basada en regulaciones de otros países como España, causó el rechazo de los bancos privados que preservan células madre de sangre tomadas del cordón umbilical del recién nacido para atender posibles enfermedades.

"Esta norma viola el derecho privado. Desde 2003 pedimos que se regule nuestra actividad, pero eso no significa que se establezca el uso (público) de los cordones guardados en nuestros bancos", sostuvo a Efe el doctor Román Bayo, director médico de MaterCell, uno de los ocho bancos de células madre privados que existe en Argentina.

La resolución 69/09 del Incucai establece que las células progenitoras hematopoyéticas (CPH) provenientes de la sangre del cordón umbilical que se conserven podrán ser empleadas, a partir de ahora, para trasplantes por cualquier paciente de Argentina o el exterior.

Las células podrán ser recogidas en bancos públicos o privados, que cobran actualmente unos 5.000 pesos (1.351 dólares) para extraer el cordón umbilical y unos 500 pesos (135 dólares) para la manutención mensual.

"Estamos llenando un vacío legal que existía sobre la regulación de los bancos de células madre. A partir de ahora todas las muestras ingresarán a la red internacional de donantes de células progenitoras" para utilizarlas en trasplantes cuando la patente genética sea compatible, explicó a Efe el director del Registro de CPH del Incucai, Víctor Morales.

Sin embargo, Claudio Chillik, el titular de ABC Cordón, la cámara que agrupa a los bancos privados, alertó que "si alguien necesita en el futuro sus células y ya fueron utilizadas, no las va a tener".

Precisamente, directivos de estas firmas mantuvieron hoy una reunión para delinear la estrategia que llevarán adelante para frenar esta medida, que otorga 180 días para que estas instituciones se registren y adecúen a los requisitos.

"Hay un interés comercial de los bancos privados -que conservan unos 20.000 cordones-, mientras nosotros tenemos la necesidad de regular con un criterio de utilidad asistencial", argumentó Morales, para quien "es muy importante" que el Estado apoye la instalación de bancos públicos.

Argentina cuenta con un único banco público de células madre de sangre instalado en el hospital Garrahan de Buenos Aires, el cual colecta cordones umbilicales a partir de la donación de varios hospitales porteños.

La resolución del instituto nacional que regula los trasplantes, que entró en vigor el pasado lunes, se asienta en legislación italiana y española, que también desató una polémica al momento de su presentación.

El Ministerio de Sanidad de España emitió en 2006 un decreto para regular la donación, almacenamiento y utilización de células y tejidos humanos, incluidos los bancos privados de cordón umbilical.

Esta resolución, que causó el rechazo del Gobierno regional de Madrid, permite a los bancos privados de cordón umbilical facilitar tales tejidos para uso del propio donante o de su familia, pero estos deben estar también a disposición de la red pública si así lo requieren la autoridades sanitarias, con el fin de poder utilizarlos en beneficio del paciente que pudiera necesitarlo.

La sangre de cordón umbilical puede ser requerida mayormente en casos de leucemias agudas, hemopatías malignas, aplasias medulares, inmunodeficiencias congénitas y errores congénitos del metabolismo.