Crece en España la demanda de óvulos

BARCELONA, 12 (EUROPA PRESS) La demanda en España de óvulos está creciendo y casi la mitad de las mujeres que lo solicitan son extranjeras, sobre todo italianas y francesas, según el Instituto Cefer de Barcelona, que cumple este año su 30 aniversario. El andrólogo David Marina justifica esta evolución porque se está postergando la maternidad --y en ocasiones no queda otra opción que la reproducción asistida dependiendo de la edad-- y cada vez se forman nuevas parejas a edades más avanzadas que quieren tener hijos. David Marina aseguró que la donación de ovulos ha crecido "de forma sostenida" desde que se inició a principios de la década de los 90 y la previsión es que "seguirá subiendo". Destacó que el 40 por ciento de receptores de estas donaciones proceden del extranjero, sobre todo de Italia, Francia y Reino Unido. El instituto ha tratado a nueve parejas de lesbianas, en las que una aporta los óvulos y la otra lleva la gestación. Se prevé que este tipo de reproducción asistida crezca más en el futuro, sobre todo en extranjeras por algunas de las prohibiciones que existen en países como Italia o Francia. El director del instituto, Simón Marina, resaltó que en los 30 años que lleva el banco en activo se han producido cambios como una "selección más rigurosa" de los donantes, avances en las técnicas de reproducción asistida y una "mayor aceptación social". Subrayó que el centro fue pionero en España en nacimiento de niños sanos de pacientes con VIH mediante el lavado de semen. LOS ESPERMATOZOIDES, CADA VEZ MAS INMOVILES El Instituto Cefer, con centros en varios puntos de España, presentó los datos de un estudio con 3.000 candidatos a donante, que revela un "alarmante descenso" de las cifras de movilidad de los espermatozoides. El responsable del laboratorio del Instituto Cefer, Fernando Marina, aseguró que la media de espermatozoides móviles ha pasado de un 63 por ciento a un 42,9 por ciento en los nacidos a inicios de la década de los 80, lo que supone una pérdida de movilidad anual del 0,7 por ciento. En el peor escenario, de mantenerse esta tendencia, en menos de 60 años todos los espermatozoides serían inmóviles, "pero es de esperar que no ocurra". Explicó, sin embargo, que el recuento de espermatozoides por mililitro "se ha estabilizado" en los últimos años, siendo del orden de los 80 millones. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el semen debe tener un mínimo de 20 millones de espermatozoides por milímetro. En otro estudio sobre hábitos sociales y alimenticios, realizado a 1.700 candidatos, se comprobó que los no fumadores, los que tienen una mayor exposición al aire libre, los que consumen más fruta y los que toman menos comida rápida tienen un mayor recuento de espermatozoides, que los que realizan lo contrario, explicó Fernando Marina.