El Cefiva consigue la acreditación del Principado para la conservación de óvulos para reproducción asistida

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS) El Centro de Fecundación In Vitro de Asturias (Cefiva) ha sido autorizado por la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado para aplicar la técnica de la vitrificación para la conservación de óvulos fértiles para su uso futuro en reproducción asistida. Esta técnica permitirá a las pacientes "preservar la fertilidad" que por distintos problemas pudieran llegar a perder en un futuro más o menos próximo, según explicó hoy mediante un escrito la clínica asturiana. De este modo, la comunidad "continúa en primera línea en cuanto a tratamientos de reproducción asistida se ofrecen a nivel mundial", sostiene. Y es que la vitrificación de ovocitos supone un "gran avance" para preservar la fertilidad a pacientes oncológicas antes de someterse a procesos de quimio-radioterapia. "Hasta ahora la única posibilidad efectiva para estas pacientes era recurrir a los óvulos de una donante", indican desde el Cefiva. EDAD FÉRTIL Según explican los profesionales de Cefiva, la fertilidad femenina comienza a descender a partir de los 35 años, disminuyendo su calidad ovocitaria, por lo que pacientes que están llegando a dicha edad pero todavía no se han decidido a ser madres, "pueden congelar sus óvulos con mejor capacidad reproductiva hasta que decidan cuando quieren intentar quedarse embarazadas". Otra utilidad, será la de disponer de un banco de ovocitos al igual que hasta ahora se disponían de los bancos de semen, señalan desde el Cefiva que consigue con la acreditación del Principado ser de los primeros centros españoles en llevar a cabo esta técnica. La vitrificación es un procedimiento de congelación ultrarrápido, a diferencia de la técnica tradicional de congelación que es lenta. La temperatura a la que se expone el ovocito desciende súbitamente de 22ºC a -196°C a una velocidad de 23.000 grados por minuto, lo que impide el daño en la célula producido por la formación de cristales de hielo en el interior del ovocito, causa por la que la congelación convencional no era efectiva. Los medios crioprotectores y el bajo volumen donde se depositan los ovocitos son la clave del éxito de la técnica de vitrificación, técnica que se ha impuesto en los tratamientos de reproducción y que fue ideada por el doctor Masashige Kuwayama. VITRIFICACIÓN DE EMBRIONES En Cefiva la vitrificación de embriones viene aplicándose desde el 1 de enero del año pasado y ha supuesto, con buenos resultados en 2008, al alcanzar la vitrificación de 324 embriones, de los cuales se desvitrificaron (descongelaron) 101, sobreviviendo a la desvitrificación el 76 por ciento. Éstos se transfirieron a 35 pacientes, de las que 14 se quedaron embarazadas, lo que equivale a una tasa del 40 por ciento de embarazo transferencia. "Supone igualarse a los resultados obtenidos cuando se transfieren embriones en fresco", indicaron desde la clínica.