El IVI investiga obtener ovocitos y espermatozoides de células madre

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Las células madre, tanto embrionarias como adultas, podrían ser utilizadas, en el futuro, en la obtención de ovocitos y espermatozoides para su empleo en reproducción asistida, ya que la carencia de gametos viables para tener bebés es el problema del 50 por ciento de las parejas que acuden a las consultas de fertilidad, según explicó hoy el profesor Carlos Simón, director científico del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), uno de los seis grupos que investigan en el mundo esta técnica para su aplicación clínica.

Durante un desayuno informativo organizado en Madrid por el IVI, en colaboración con la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) bajo el título 'Células madre: un paso más en la reproducción asistida', el profesor Simón asegura que esta técnica, tanto para obtener ovocitos como para conseguir espermatozoides --de células embriorarias y también de adultas-- ya se ha demostrado "viable en animales", consiguiendo nuevas camadas que, no obstante, "murieron prematuramente a causa de un problema epigenético".

Asimismo, un estudio recientemente publicado en 'Nature Cell Biology' ha demostrado que las células madre adultas procedentes de los ovarios, manipuladas en el laboratorio, son capaces de generar óvulos que después, inyectados en ratones hembras infértiles, dieron lugar a descendencia, con el nacimiento de hasta dos generaciones.

"Estos hallazgos, cuyo objetivo futuro es la obtención de gametos cuando el paciente no los tiene, puede tener importantes implicaciones en el campo de la medicina reproductiva, ya que podría evitar la donación", explicó el experto, quien advierte de que, al uso en humanos de este avance, no se le pueden poner plazos y que incluso, tras años de investigación, podría descartarse por inviable, ya que "los organismos del ratón y el humano están muy lejanos".

CREAR UN MICROAMBIENTE CASI HUMANO

No obstante, los científicos del IVI trabajan ya para conseguir el uso clínico de esta técnica, siguiendo la estela de grupos de investigación que están trabajando también en Estados Unidos o Australia. En concreto, están buscando crear en el laboratorio un "microambiente similar al humano", donde los gametos se conviertan en ovocitos. Por el momento, dice, han logrado dar "los primeros pasos".

Conseguir éxito en el uso clínico de este avance como nueva técnica de reproducción supondría ayudar a tener hijos a cerca del 50 por ciento de las parejas que acuden a clínicas por problemas de infertilidad, aproximadamente el 10 por ciento del total de las parejas en edad fértil en España. En estas parejas, la mayoría de las mujeres tiene una edad cercana a los 37 años y muchas, según Simón, rondan los 40, un momento en el que "es muy difícil" usar los propios óvulos sin riesgo de aborto o alteraciones cromosómicas del feto.

Expertos de todo el mundo hablarán de éste avances científico en el III Congreso Internacional del IVI, que se celebrará en Madrid entre los próximos días 14 y 16 de mayo, un encuentro en el que, además, se profundizará en el conocimiento de temas como la capacidad de regeneración que tienen las células del endometrio femenino, las características genéticas y epigenéticas de las células madre 'in vitro' y de los "charlatanes" que, según Simón, desde Internet ofrecen "milagros imposibles" en relación con las células madre.