Le deniegan usar su semen congelado para una fecundación por tener ya un hijo

  • Alicante, 4 abr (EFE).- El hospital General de Alicante ha denegado a una pareja utilizar el semen congelado del hombre para intentar un tratamiento de fecundación in vitro (FIV), método que cubre la sanidad pública, debido a que la pareja ya tiene un hijo, ha informado hoy la asociación "El defensor del paciente" (ADEPA).

Le deniegan usar su semen congelado para una fecundación por tener ya un hijo

Le deniegan usar su semen congelado para una fecundación por tener ya un hijo

Alicante, 4 abr (EFE).- El hospital General de Alicante ha denegado a una pareja utilizar el semen congelado del hombre para intentar un tratamiento de fecundación in vitro (FIV), método que cubre la sanidad pública, debido a que la pareja ya tiene un hijo, ha informado hoy la asociación "El defensor del paciente" (ADEPA).

La presidenta de la asociación, Carmen Flores, ha enviado una carta al conseller de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Manuel Cervera, en la que le expone que en 1998 el hombre, que entonces no tenía descendencia, se hizo congelar esperma en el hospital alicantino por consejo de los urólogos a causa de un cáncer testicular.

En 2000 le trataron con quimioterapia y aunque las posibilidades de que su mujer pudiera quedar embarazada de forma natural eran "muy remotas", debido a la calidad del semen por efecto de la radiación, en 2004 lograron tener un hijo.

Desde finales de 2007 ha tratado de tener otro pero en una revisión anual y rutinaria de su enfermedad le detectaron un seminoma en uno de los testículos, y fue sometido a un nuevo tratamiento con quimioterapia y radioterapia.

Al no poder ya tener más hijos de forma natural por la enfermedad, la pareja ha solicitado al Hospital General de Alicante realizar el tratamiento de FIV con el semen que se congeló en 1998, aunque para su "sorpresa" se lo han negado "por haber tenido un hijo anteriormente de forma natural", según ADEPA.

La asociación ha pedido al conseller que se rectifique y que se le conceda el tratamiento "sin excusas", ya que el semen congelado tenía ese fin y porque sería "discriminatorio al ser un tratamiento que cubre la sanidad pública y por tener un solo hijo no debe ser denegado".