Una pareja hispana celebra el "milagro" de haber tenido quintillizos

  • Phoenix (Arizona), 20 mar (EFE).- Como un "milagro de Dios" calificaron hoy Lorena y Enrique Puig el nacimiento de sus cinco hijos, tres niñas y dos niños, que nacieron en un hospital de Phoenix a las 29 semanas de gestación.

Una pareja hispana celebra el "milagro" de haber tenido quintillizos

Una pareja hispana celebra el "milagro" de haber tenido quintillizos

Phoenix (Arizona), 20 mar (EFE).- Como un "milagro de Dios" calificaron hoy Lorena y Enrique Puig el nacimiento de sus cinco hijos, tres niñas y dos niños, que nacieron en un hospital de Phoenix a las 29 semanas de gestación.

Los quintillizos, que llevan los nombres de Anna Sophia, Alexandra, Andre, Abby y Joshua, nacieron el miércoles y se encuentran en cuidados intensivos, pero estables, en el hospital El Buen Samaritano de Phoenix, reconocido a nivel nacional por atender nacimientos múltiples.

Los bebés se encuentran cada uno en una incubadora, en habitaciones independientes, donde son supervisados constantemente por médicos y enfermeras.

"Tuvimos que adelantar el parto debido a que la madre comenzó ha presentar problemas médicos típicos de los embarazos múltiples", dijo a Efe el doctor Gregory C. Martín, especialista en bebés prematuros.

Indicó que los quintillizos están respirando por sí mismos y se les ha comenzado a dar de comer. Los quintillizos tuvieron un peso en conjunto de 11 libras y 6 onzas.

"Tenemos que vigilar su desarrollo, como nacieron a las 29 semanas requieren de mucho cuidado, constantemente vigilamos su respiración y temperatura", agregó el médico.

Dependiendo de su desarrollo individual y si no se presenta ninguna complicación, los recién nacidos podrán dejar el hospital en aproximadamente 12 semanas.

Sin poder contener su emoción, los orgullosos padres dijeron en una conferencia de prensa hoy que llevaban más de un año tratando de tener hijos y lo lograron gracias a una inseminación artificial.

Enrique Puig, originario de Valencia, España, y su esposa Lorena, de Ciudad de México, se conocieron durante una convención en Dallas, Texas.

"Para nosotros fue muy emocionante cuando nos dijeron que por fin estaba embarazada, aunque al principio me dijeron que eran dos, pero a la siguiente cita, nos dijeron que cuatro y así hasta que finalmente nos dijeron que en total eran seis bebés", dijo la orgullosa madre.

"Desafortunadamente uno de los bebés se perdió durante el embarazo, su corazón dejó de latir y siempre existió el riesgo de que los perdiera a todos", agregó Lorena, de 31 años y psicóloga de profesión.

Durante todo el embarazo recibió constante cuidado médico y tuvo que seguir una dieta alta en calorías a base de pizzas, hamburguesas, batidos y chocolates.

"Sé que ese es el sueño de toda mujer tener este tipo de dieta, pero después de unos días, no es muy agradable", comentó la madre.

Por su parte, Enrique, de 36 años y Pastor de la Iglesia Cristiana "La Roca" en Tucson, dijo que ambos están preparados para recibir a los nuevos miembros de su familia.

"Tenemos una casa amplia y por un tiempo mi suegra y mi madre nos ayudarán con su cuidado", dijo Puig.

Agregó que por el momento la familia no ha recibido ninguna ayuda financiera.

El procedimiento al que fue sometida Lorena para quedar embarazada tuvo un costo de más de 9.000 dólares.

La familia no reveló el costo del parto y la hospitalización de los recién nacidos.

"Hemos recibido una bendición de Dios, creo que él ha estado con nosotros en todo momento", dijo Enrique. "Estamos listos para la responsabilidad que significa ser padres, creo que ahora tendré que aprender a cambiar pañales a una velocidad como Superman".

"Eres hermosa", le dijo Lorena a su hija Anna Sophia, mientras la miraba abrazada de Enrique a través de la incubadora.

La pareja señaló que comprende que tener cinco niños es un reto, por lo que aseguró que éstos son los primeros y últimos hijos que tendrá.

El Hospital del Buen Samaritano y el Hospital de Phoenix tienen una reputación a nivel nacional e internacional por su especialidad en nacimientos múltiples. EFE