Brasil extiende a siete meses la cobertura de seguro por desempleo

  • Río de Janeiro, 11 feb (EFE).- El Gobierno de Brasil aprobó hoy extender desde los actuales cinco hasta siete meses el plazo de cobertura de un seguro de desempleo a trabajadores que perdieron sus puestos, informó el ministerio del Trabajo.

Brasil extiende a siete meses la cobertura de seguro por desempleo

Brasil extiende a siete meses la cobertura de seguro por desempleo

Río de Janeiro, 11 feb (EFE).- El Gobierno de Brasil aprobó hoy extender desde los actuales cinco hasta siete meses el plazo de cobertura de un seguro de desempleo a trabajadores que perdieron sus puestos, informó el ministerio del Trabajo.

La decisión fue adoptada por el llamado Consejo Deliberativo del Fondo de Amparo al Trabajador (Codefat) durante su reunión de hoy, informó el ministerio del Trabajo.

Diferentes sectores económicos de Brasil aprobaron hoy extender desde los actuales cinco hasta siete meses el plazo de cobertura de un seguro de desempleo a trabajadores que perdieron sus puestos, informó el ministerio del Trabajo.

Codefat, formado por representantes de varios ministerios, de las centrales sindicales y de organizaciones empresariales, administra este fondo que se nutre con aportes de los trabajadores y empleadores.

El ministerio explicó en un comunicado que serán identificados los sectores de la economía donde haya una mayor pérdida de puestos de trabajo, para determinar en las próximas semanas cuáles tendrían derecho al beneficio de hasta siete meses de seguro.

El ministro del Trabajo, Carlos Lupi, explicó a los otros miembros del Cadeg que el Gobierno está preocupado con la pérdida de empleos registrada en los últimos meses "debido a la crisis mundial", según la información.

Los datos oficiales ya indican que las mayores pérdidas de empleo en Brasil han sido registradas en las industrias de minería, metalúrgica, material eléctrico, comunicación, transporte, papel, textil, calzados y construcción civil, entre otros.

Solamente en diciembre se perdieron 655.000 empleos formales, según los datos del ministerio.

El Consejo también aprobó la creación de una línea de crédito de 200 millones de reales (unos 90 millones de dólares) para financiar el capital de giro de empresas que revenden autos usados.

Todas las medidas financiadas con recursos de los fondos de los trabajadores tendrán como contrapartida el mantenimiento de los empleos, afirmó el ministro.

La reventa de los autos usados permitirá preservar 600.000 empleos directos e indirectos, dijo Lupi a periodistas.

Los recursos estarán destinados a las micro, pequeñas y medianas empresas del sector de autos usados, con un techo financiable de 200.000 por empresa (unos 90.000 dólares), plazo de financiamiento de 24 meses y tasa anual de interés de 11,20% (casi la octava parte de la vigente en el mercado entre los bancos comerciales).