Economía/Macro.- El Congreso de EEUU podría votar hoy un plan de estímulo de 789.000 millones de dólares

NUEVA YORK, 12 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero) La Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos alcanzaron ayer un acuerdo para aprobar un plan de estímulo económico de 789.000 millones de dólares, algo inferior a los aprobados por sendas cámaras legislativas en los últimos días, que destinaría un 35 por ciento de los recursos a una rebaja fiscal y un 65 por ciento a inversiones. Así lo han asegurado los líderes de los dos partidos en ambas cámaras legislativas en declaraciones a los periodistas en el Capitolio, donde hoy se podrá someter a votación un texto definitivo del plan para poder enviarlo a la Casa Blanca y que el presidente, Barack Obama, lo tenga listo para su ratificación. La Cámara de Representantes había aprobado hace diez días una propuesta de 819.000 millones de dólares, aunque sin el voto favorable de ningún legislador republicano, mientras que ayer el Senado sacó adelante un plan diferente de 838.000 millones de dólares, tras lograr el apoyo de al menos tres senadores republicanos. "TOMA Y DACA""Las diferencias entre las versiones de la Cámara y el Senado ya están resueltas", afirmó el líder de la mayoría demócrata en la Cámara Alta, Harry Reid, quien precisó que la comisión bicameral de diez legisladores pudo llegar a un acuerdo final gracias a un "toma y daca" de ambas partes en las intensas negociaciones que comenzaron ayer tras la aprobación del acuerdo en el Senado. La versión final acordada plantea la creación de más empleos que la propuesta original del Senado y una reducción considerable de los gastos previstos en la de la Cámara de Representantes, según el senador Reid, quien precisó que también seguirá vigente la propuesta de Obama para una rebaja de impuestos que beneficie al 95 por ciento de los trabajadores estadounidenses. Poco antes de que llegara el anuncio de los congresistas, el presidente Obama volvía a insistir en la "urgencia" de que se apruebe este plan que, según aseguró desde Virginia, es "imprescindible" para lograr la recuperación, tras lo cual aseguró que todo parecía indicar que la propuesta definitiva está pronto en su despacho. MAS EMPLEOS Y MENOS GASTO El texto definitivo, que previsiblemente se someterá hoy a votación en el pleno de ambas cámaras del Congreso, plantea la creación de 3,5 millones de puestos de trabajo y, entre otras cosas, recortará las inversiones que proponía la versión de la Casa Blanca para ciertos programas sociales en materia de educación y sanidad, a favor de un mayor recorte fiscal, tal como exigían los republicanos. El New York Times asegura que el paquete final incluirá 150.000 millones de dólares para inversiones en infraestructuras, aunque también habrá recortes en las ayudas que se destinarán a los gobiernos estatales y la eliminación de una propuesta concreta que establecía incentivos fiscales para quienes compraran viviendas o vehículos. La pregunta que muchos se hacen ahora es saber qué pasará en la Cámara de Representantes, donde ningún legislador republicano votó a favor de la propuesta planteada por la Casa Blanca, mientras que en el Senado no se prevé que haya novedades, después de que ayer se lograran al menos 60 votos para sacar adelante su propuesta.