La Cámara Representantes de EE.UU. aprueba gravar las bonificaciones millonarias de AIG

  • Washington, 19 mar (EFE).- La Cámara de Representantes de EE.UU., escandalizada por las bonificaciones millonarias que AIG dio a sus directivos, votó hoy a favor de cobrar un impuesto del 90 por ciento sobre este tipo de pagos en empresas rescatadas por el Gobierno.

Washington, 19 mar (EFE).- La Cámara de Representantes de EE.UU., escandalizada por las bonificaciones millonarias que AIG dio a sus directivos, votó hoy a favor de cobrar un impuesto del 90 por ciento sobre este tipo de pagos en empresas rescatadas por el Gobierno.

La medida, impulsada por el presidente del Comité de Medios y Arbitrios, Charles Rangel, y respaldada por al menos cuarenta legisladores, fue aprobada por 328 votos a favor y 93 en contra.

"Queremos que nos devuelvan nuestro dinero, y queremos que nos lo devuelvan ya para los contribuyentes", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

Andeliz Castillo, una portavoz republicana en la Cámara de Representantes, explicó que algunos congresistas de su partido votaron en contra porque quieren que las empresas devuelvan a los contribuyentes el 100 por cien de las bonificaciones, y no el 90 por ciento.

Este proyecto de ley está dirigido principalmente contra los altos ejecutivos de las empresas que recibieron fondos del plan de rescate aprobado por el Congreso, y en cuyos contratos estaba estipulado el pago de primas aunque la compañía obtuviera malos resultados.

La medida, de ser aprobada también en el Senado, se aplicará a empleados de empresas que reciban más de 5.000 millones de dólares del plan de rescate financiero del Gobierno federal.

Pero la empresa American International Group (AIG) no es la única castigada por los legisladores, pues la medida también limita las bonificaciones a ejecutivos de al menos una decena de instituciones financieras que recibieron dinero del plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares, conocido por su sigla en inglés "TARP".

Entre esas empresas figuran Bank of America y Citigroup.

La medida refleja la "indignación" que con tanta frecuencia han expresado los líderes del Congreso después de que se revelara que AIG concedió bonificaciones a 73 de sus ejecutivos por un total de 165 millones de dólares.

La empresa recibió del Gobierno un salvavidas de más de 170.000 millones de dólares.

Durante una audiencia el miércoles en un subcomité de asuntos financieros de la Cámara de Representantes, el presidente y principal ejecutivo de AIG, Edward Liddy, dijo que algunos de los ejecutivos ya han comenzado a devolver las bonificaciones que recibieron.