Los Clinton recuerdan su "tardía" luna de miel en Haití de hace casi 35 años

  • Washington, 14 abr (EFE).- La conferencia de donantes de Haití que acoge hoy el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) atrajo a destacadas personalidades como el matrimonio Clinton (Bill y Hillary), que pidió y prometió ayuda para un país del que dice guardar "entrañables" recuerdos.

Washington, 14 abr (EFE).- La conferencia de donantes de Haití que acoge hoy el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) atrajo a destacadas personalidades como el matrimonio Clinton (Bill y Hillary), que pidió y prometió ayuda para un país del que dice guardar "entrañables" recuerdos.

"Mi marido y yo fuimos a Haití poco después de casarnos", dijo Hillary Clinton, jefa de la diplomacia estadounidense, durante su intervención en Washington en un panel matutino en el que hizo un elocuente llamamiento a favor de ese país, el más pobre de América.

La versión de la secretaria de Estado de EE.UU., que dijo haber llenado sus casas a lo largo de los años con obras de artistas haitianos y agregó que tiene muchos amigos de ese país, se vio secundada por su marido, orador central de la jornada.

"Tengo un pequeño discurso preparado pero no lo voy a dar", bromeó durante un almuerzo informativo el ex presidente estadounidense Bill Clinton.

"La secretaria de Estado ya ha hablado hoy en nombre de mi familia", afirmó a continuación.

El ex presidente recordó que él y Hillary visitaron Haití "hace casi 35 años", cuando un amigo de la pareja de Citibank que viajaba al país con frecuencia acumuló tantas millas aéreas que decidió regalarles lo que Bill Clinton describió como "un tardío viaje de luna de miel".

El ex inquilino de la Casa Blanca dijo haber sacado partido de aquel viaje.

"Aprendí mucho en solo unos días, porque era entonces desconocido y pobre y podía caminar por las calles y hablar a la gente de forma anónima", indicó.

Bill Clinton recordó en su discurso la turbulenta historia contemporánea de Haití e insistió en que, por primera vez en sus más de tres décadas de contacto con el país, siente que hay un liderazgo político comprometido con ayudar a sus nueve millones de habitantes a alcanzar su potencial.

Representantes de 20 países, entre ellos España, México, EE.UU., Venezuela, Argentina, la República Dominicana y Canadá, estudian hoy la concesión de ayuda adicional a Haití para que pueda sacar adelante su programa de reconstrucción económica.

El plan persigue cuatro objetivos clave: reducir la vulnerabilidad del país ante los desastres naturales, revitalizar la economía, mantener el acceso a los servicios básicos y preservar un marco macroeconómico estable.

Una de las prioridades del programa consiste en crear 150.000 puestos de trabajo con el impulso de inversiones en sectores como el de infraestructuras y el manufacturero.

Haití sufrió el embate de varios huracanes y grandes tormentas tropicales en el 2008, además de graves revueltas debido al incremento en el precio de los alimentos y los combustibles.

Esa combinación de factores acabó con la ligera mejora experimentada en el país tras tres años consecutivos de crecimiento económico.