Sanidad gallega denuncia un déficit de 400 millones por gastos autorizados por la anterior Xunta pero no presupuestados

PSdeG y BNG acusan a Farjas de intentar "privatizar" el hospital de Vigo y detectan "indicios de desmantelamiento" de la sanidad pública

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 (EUROPA PRESS)

La conselleira de Sanidad, Pilar Farjas, reveló hoy que una auditoría ha detectado un déficit presupuestario por valor de casi 400 millones de euros debido a gastos que habían sido autorizados por el anterior Gobierno, pero que no están presupuestados en las cuentas de este departamento, que en la anterior legislatura gestionó el PSdeG.

En su intervención a petición propia en el pleno del Parlamento, Farjas salió así al paso de las críticas de socialistas y nacionalistas por lo que la oposición entendió como un intento privatizador de la sanidad pública y, en concreto, del nuevo Hospital de Vigo.

Farjas invitó a zanjar el debate entre "público y privado" y aseguró que aboga por una sanidad "cien por cien pública, que garantice la asistencia" a todos los gallegos. En este punto, afirmó que se están realizando auditorías sobre las listas de espera y sobre la situación presupuestaria y añadió que hasta ahora se detectaron unos 400 millones de euros comprometidos, pero no presupuestados en las cuentas de este departamento.

A este respecto, el portavoz socialista en la materia, Modesto Pose, le recordó el "agujero" que dejaron los 'populares' a la Xunta de socialistas y nacionalistas y que se tuvieron que pagar con "costes adicionales", derivados de intereses.

Tanto Pose como la nacionalista Ana Luisa Bouza sospecharon de la intención del Gobierno del PP de "privatizar" la sanidad pública, utilizando métodos como en Madrid por Esperanza Aguirre. En este sentido, y al respecto del nuevo hospital de Vigo, ambos defendieron que hay "presupuesto" para construirlo.

DEBATE "CASPOSO"

El diputado socialista recurrió a la calificación de "casposo" por parte de la conselleira de Sanidad para describir el debate entre sanidad pública y privada para censurar que Farjas "confrontase" ambos tipos de asistencia y la invitó a sustituir el traje de 'hooligan' del PP por "la bata blanca de conselleira".

"Yo sólo tengo la camiseta de gallega", replicó durante su intervención Pilar Farjas, quien se comprometió a "trabajar para todos los gallegos, los que emplean la sanidad pública y los que utilizan la privada, pero "garantizando la asistencia" a toda la ciudadanía.

Por su parte, Ana Luisa Bouza reprobó que la titular de la Administración sanitaria gallega "no aclarase nada" de las líneas de acción que implementará y le advirtió de que el BNG "no quedará impasible ni en silencio ante lo que parecen indicios de desmantelamiento de la sanidad pública".

En su intervención, el diputado del PPdeG Rosendo Fernández defendió que en las bancadas de su grupo "nadie recibió dinero de la privada", y lo contrapuso con la oposición, a quien invitó a acabar con este debate "grotesco".