Sanidad insiste en pedir calma tras confirmar el primer caso de gripe porcina en España


La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, durante la rueda de prensa

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, durante la rueda de prensa

- Todo lo que se puede saber (por ahora) de la gripe porcina- La gripe porcina pone al mundo en alerta - Mapa: Los casos de la gripe porcina | Los 25 casos sospechosos en España

“La situación está controlada”. La nueva ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha anunciado en rueda de prensa, tras la reunión del Comité Nacional para la prevención y el control de la gripe, que el paciente de la localidad albaceteña de Almansa que llegó el pasado miércoles procedente de México es el “primer caso confirmado en Europa de gripe porcina”. Su estado “no es grave”, ha indicado Jiménez que, a pesar de que los pacientes sospechosos de haber contraido la enfermedad se multiplican -el Ministerio tiene constancia de 20, pero Murcia y Baleares han anunciado cinco nuevos posibles casos-, considera que la situación en España es de “tranquilidad y normalidad”.

El joven de Almansa afectado por el virus A/H1N1, de 23 años, “está siendo atendido según los protocolos establecidos por la Organización Mundial de la Salud”, ha dicho la misnitra. Se han ampliado, además, las medidas de prevención a las personas que hayan tenido contacto con el paciente. Todos los casos sospechosos están “están estables y evolucionan bien. Ningún caso reviste gravedad, ni siquiera el confirmado”, según Jiménez.

“Tratamiento sintomático”

El procedimiento aplicado por parte del Ministerio es un “tratamiento sintomático”, para combatir los síntomas típicos de la gripe, como afección respiratoria, tos, cefalea o fiebre. Sí se están admnistrando antivirales a los pacientes sospechosos “como prevención, como garantía y como control”, indicó Jiménez. El Ministerio no ha utilizado todavía la reserva estimada de diez millones de tratamientos, -”más que suficiente para la situación actual”, según la ministra- de la que dispone. Jiménez ha explicado además que ya se han establecido las condiciones para “disponer de un mayo número de tratamientos” si fuera necesario.

“La enfermedad no es mortal necesariamente”, ha explicado el Secretario General de Sanidad, José Martínez Olmos. Las autoridades sanitarias han dispuesto los “mecanismos de fármacovigilancia que comprueben la eficacia [del tratamiento] en cada caso”, añadió Martínez Olmos, que insistió en transmitir un “mensaje de tranquilidad”. “El sistema sanitario, los profesionales y la OMS estamos trabajando sobre las evidencias científicas”, dijo.

La ministra indicó que, a esta hora, ya “se puede hablar de epidemia”. “El caso de México es claro”, añadió. Preguntada sobre la posibilidad de que se convierta en pandemia, Jiménez explicó que “no sabemos cuál va a ser la evolución ni la virulencia del virus”. La veintena de casos sospechosos comunicados hasta las doce del mediodía por las Comunidades Autónomas al Ministerio de Sanidad -incluido el paciente de Almansa- provienen todos de la capital mexicana. “Es una situación que nos preocupa por la difusión de la epidemia”, dijo Jiménez reiteró, a pesar de que es probable que la cifra de suspuestos afectados por el virus siga aumentando, que “no existe riesgo”.

Medidas urgentes

Los tres últimos casos puestos en conocimiento del Ministerio y anunciados por la propia Jiménez al concluir la comparecencia se han dado en Andalucía: dos en Sevilla y uno en Huelva. Se suman a los diez en Cataluña, los dos en Albacete (incluido el confirmado), uno en Navarra, uno en Madrid, uno en País Vasco, uno en Valencia y otro en Aragón. Los análisis han descartado que la joven ingresada en Algeciras tuviese el virus.

El Ministerio considera “urgente y prioritario compartir con las Comunidades Autónomas la información relativa a la situación actual” para “coordinar las medidas a tomar”. Es por ello que ha decidido adelantar a esta misma tarde la reunión del Consejo Interterritorial prevista para el miércoles. “Ahora toca reforzar las medidas de prevención y control”, dijo Jiménez, que recordó que España ha sido el “primer país europeo con medidas de control y de protección en el aeropuerto”, adelántandose -según la ministra- a las recomendaciones de la OMS.

Los representantes de Exteriores presentes en la reunión de esta mañana recomiendan siempre que sea posible “no viajar a aquellos países con casos confirmados de gripe porcina [México, EE UU y Canadá]“, aclaró Jiménez. “España es un país perfectamente seguro” gracias a un “sistema de vigilancia permanente”, dijo Jiménez sobre el posible temor de extranjeros que tengan que viajar a nuestro país.

“Se trata de una situación nueva, porque es un virus que estaba en un animal y que ha pasado a las personas”, indicó el Secretario General de Sanidad. La ministra reiteró que no hay “ningún problema para el consumo de carne porcina”. “La seguridad es total y absoluta”, ya que el Ministerio de Medio Ambiente ha confirmado que “no hay ninguna eplotación agraria afectada, ni en España ni en México”.