Extremadura recibirá casi 61.000 euros para prevención de enfermedades emergentes y 120.000 para prevención de VIH

MADRID/MÉRIDA, 25 (EUROPA PRESS) El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, anunció hoy una inversión de más de 6 millones de euros para 2009 con el objetivo de que las comunidades autónomas desarrollen programas para prevenir y promocionar la salud en el ámbito de las enfermedades y problemas emergentes, reemergentes y de especial relevancia y para la lucha contra el VIH-sida. De dicha cantidad, para prevención de enfermedades emergentes las CCAA contarán con 2.163.645 euros (de ellos 60.915,63 para Extremadura) y para prevención del VIH con 4.327.289,97 euros (120.082 euros para la región extremeña). De este modo, en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado hoy se han aprobado los criterios de distribución entre las comunidades para esta partida, de la que 4,3 millones va destinada a sida y el resto a enfermedades tropicales cuya incidencia está aumentando en España o a otras, como la tuberculosis, que "estaba ya olvidada y comienzan a resurgir", explicó Soria. Estos criterios fijan una cantidad lineal a cada comunidad autónoma de 10.818,22 euros, más una cantidad en función de la población total de cada una. En el caso del sida, las áreas de trabajo prioritarias serán los grupos en situación de mayor vulnerabilidad o con mayor dificultad de acceso a los servicios; acciones de diagnóstico precoz de la infección por VIH; actuaciones que contemplen la perspectiva de género y la especial vulnerabilidad de la mujer a la infección por VIH; acciones específicas en la lucha contra el estigma y la discriminación; y creación de nuevos puestos de trabajo y mantenimiento de los existentes. Del mismo modo, Soria anunció que se destinarán unos 15 millones de euros a la financiación de ensayos clínicos de productos no comerciales ya que este tipo de investigaciones, centradas sobre todo en patologías raras "a las que la industria no pone tanto interés", son competencia de Sanidad y están coordinadas por la Dirección General de Terapias Avanzadas. Asimismo, en el Consejo se ha acordado elaborar una norma que establezca los importes máximos de financiación para los productos dietéticos, así como el procedimiento para su fijación. Según Soria, actualmente "existe variabilidad entre comunidades", por lo que con esta iniciativa se prevé un ahorro de unos 17 millones de euros para el SNS. Hasta la fecha, este tipo de preparados (muchos de ellos indicados para personas que padecen determinados trastornos metabólicos, congénitos y patologías raras) son de precio libre, a diferencia de las especialidades farmacéuticas, lo que ha provocado que los productos que se incluyen en la oferta de productos dietéticos financiables por el SNS se abonen al precio que establecen las propias empresas del sector, sin limitación alguna.