La incidencia del Sida en Galicia se estabiliza en 50 casos por millón de personas y en 2008 se diagnosticaron 83

A Coruña registra el mayor número de casos detectados desde 1984, al sumar 1.548

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 (EUROPA PRESS)

El número de casos de Sida diagnosticados en Galicia durante el año 2008 ascendió a 83, lo que supone que la incidencia anual está "estabilizada" en menos de 50 casos por millón de habitantes. La Comunidad gallega ha contabilizado 3.766 personas a las que se detectó este síndrome desde 1984, de las que 2.085 murieron por esta patología.

Así lo arrojan los datos de la Consellería de Sanidade en un informe difundido hoy en el que el número se constata que el número de casos nuevos por esta enfermedad empezó a descender desde el año 1997. El mayor escalón de bajada se produjo entre ese año y el siguiente, con un descenso que superó el 40 por ciento entre 1997 y 1998.

Con esta evolución, desde año 2005, el número de casos nuevos de la enfermedad mantuvo la tendencia descendente y se estabilizó por debajo de los 50 caos por millón de habitantes, que supone la cifra objetivo que recoge el Plan de Saúde de Galicia 2006-2010.

En el total acumulado de casos registrados, se constata que el 77 por ciento se corresponde con hombres. Además, la edad en el momento del diagnóstico es, principalmente, la de adultos jóvenes, ya que en el 69 por ciento de los casos se sitúa entre los 25 y los 39 años. A mayores, la edad más frecuente en la edad del diagnóstico sigue aumentando paulatinamente y, en la actualidad, se encuentra en los 41 años.

En el periodo entre 1984 y 2008, la práctica de riesgo más asociada a la transmisión de esta enfermedad en Galicia es compartir material de inyección para la administración parenteral de drogas. Este caso supone el 64 por ciento de los casos.

En el segundo puesto se encuentran las prácticas heterosexuales no protegidas, que representan el 21 por ciento, mientras que el 11 por ciento de los casos en los hombres se deben a relaciones homosexuales de riesgo.

En el intervalo entre 2003 y 2008, este fenómeno se repite y compartir material de inyección para la administración de drogas alcanza el 47 por ciento, aunque se observa que la importancia relativa de esta vía de transmisión va disminuyendo respecto de los casos asociados a prácticas heterosexuales de riesgo.

A este respecto, el contagio por relaciones entre hombres y mujeres no protegidas sigue ascendiendo y representa en estos seis años un 31 por ciento de los casos. Además, el 19 por ciento de los caos entre hombres muestran riesgos relacionados con prácticas homosexuales no protegidas (83 casos de 434 hombres).

PROVINCIAS

A Coruña constituye la provincia gallega con mayor frecuencia absoluta de esta enfermedad, pues desde el comienzo de la epidemia se registraron en ésta 1.548 casos --45 en 2008--, frente a Lugo, que contabiliza 310 --tres en 2008--.

Por su parte, Pontevedra cuenta con 1.485 casos, de los cuales 29 se detectaron en 2008; y Ourense, que 423, seis de ellos el pasado ejercicio. Las tasas por millón de habitantes en estos 24 años otorgan a la provincia pontevedresa a la mayor tasa, con 1.565 caso por millón de habitantes.

Galicia ocupa un lugar intermedio entre las comunidades autónomas, con una tasa de incidencia situada por debajo del total del Estado, sin haberla superado en ningún momento del periodo.

RECOMENDACIONES

Así, los técnicos de la Dirección Xeral de Saúde Pública concluyeron que la actividad "prioritaria" de la Administración debe centrarse en la "realización de intervenciones destinadas al consejo preventivo y a la detección precoz de la patología con prácticas de riesgo de infección".

En especial, debe realizarse en las parejas sexuales de consumidores de drogas inyectables o de antiguos consumidores, en hombres con relaciones sexuales con otros hombres, parejas serodiscordantes y personas con enfermedades de transmisión sexual y sus parejas y colectivos.

En este sentido, la consellería aprobó una orden de ayudas por valor de 276.2000 euros para este año, de las que 255.000 se distribuirán entre asociaciones y 21.000 irán a los ayuntamientos con el objetivo de que estas entidades desarrollen actividades anti VIH/SIDA.