Los farmacéuticos y la Consejería de Salud proyectan implantar pruebas rápidas del SIDA en las boticas

GIJÓN, 12 (EUROPA PRESS)

El Colegio de Farmacéuticos de Asturias y la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado proyectan implantar las pruebas rápidas de detección de anticuerpos del VIH-SIDA en los despachos de farmacia de la comunidad, con el objetivo de facilitar el acceso a los test para "garantizar una detección precoz" y desarrollar una campaña informativa que evita "más contagios", según indicó en declaraciones a Europa Press la presidenta del Colegio de Farmacéuticos, Lourdes Bergillos.

De este modo, se ampliará la oferta del servicio que hasta el momento se viene desarrollando en las Unidades de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) de Gijón y Oviedo desde hace año y medio. Para ello, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos prevé una reunión con responsables de la Dirección General de Salud Pública este mes de abril para impulsar un plan de formación dirigido a los profesionales farmacéuticos tanto para abordar las analíticas como para adquirir técnicas de comunicación a la hora de informar sobre los resultados a los usuarios del servicio.

Desde el Colegio de Farmacéuticos se aboga por un desarrollo del programa similar al que se está realizando con la dispensación de la metadona, que se realiza en diversas boticas del territorio autonómico para dar una extensa cobertura y una "normalización" de la asistencia, pero sin generalizarlo a todas las farmacias de la comunidad.

Esta iniciativa ya se esta llevando a la práctica en otras comunidades autónomas como el País Vasco donde se desarrolla un programa pionero de pruebas rápidas, que ofrecen resultados en unos 15 minutos. Para la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Asturias, el ejemplo de Euskadi es "muy positivo", ya que "los datos indican que repunta el SIDA entre la población joven". Por ello, considera "importante" su puesta en marcha en el Principado.

LAS PRUEBAS EN ASTURIAS

La Consejería de Salud del Principado de Asturias registró en el primer año de implantación de la Prueba Rápida para la Detección de Anticuerpos Anti-VIH, hasta octubre de 2008, un total de 422 análisis entre las Unidades de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) de Gijón (242) y Oviedo (180). En cuanto al perfil de los usuarios del servicio, el 70,95 por ciento de las personas que se realizaron las pruebas fueron varones, y el 29,05 por ciento mujeres, siendo la edad media de 32 años para los hombres y 31 para mujeres. En un 69,05 por ciento de los casos se realizaban una prueba del Sida por primera vez.

Del total de pruebas realizadas durante este primer año de actividad, 413 fueron negativas, un 97,87 por ciento, y nueve resultaron positivas, de las que se confirmaron siete como verdaderamente positivas y dos resultaron ser falsos positivos. Todos los casos positivos eran varones, con una edad media de 28 años, y 6 de ellos era la primera vez que se realizaban la prueba.