Los test rápidos del VIH en farmacias permiten "un eficaz" abordaje preventivo de la infección, según expertos

VALENCIA, 25 (EUROPA PRESS)

Los test rápidos del VIH en farmacias, unido al de las organizaciones no gubernamentales, administraciones y profesionales, "permitirá dar una respuesta eficaz al diagnóstico precoz del VIH y al abordaje preventivo de la infección", según expuso Cristina Menoyo, farmacéutica comunitaria, en su participación en el Congreso Nacional sobre Sida que se celebró la semana pasada en Valencia.

Al respecto, puso de manifiesto que en España la infección por el VIH es una "importante causa de enfermedad y de muerte" ya que entre 120.000 y 150.000 personas están infectadas por el VIH, aunque se calcula que de ellas la cuarta parte, unas 40.000 personas, no sabe aún que está infectada. Por tanto, las iniciativas dirigidas a promover un diagnóstico precoz constituyen "una de las medidas más eficientes para el control de la transmisión de la infección".

La experiencia piloto de la dispensación de los test rápidos del sida en España en las farmacias se inició en 40 boticas del País Vasco y Cataluña. El paciente es pinchado en un dedo para extraerle una gota de sangre que es analizada en la misma farmacia y ofrecerá resultados precisos en sólo 15 minutos.

En ese sentido, explicó que con el cribado negativo del VIH a través de las farmacias comunitarias del País Vasco se pretende, a la vez que diversificar las medidas existentes para la realización de la prueba del VIH, facilitar el diagnóstico precoz del VIH así como acompañar el test de medidas preventivas frente a la infección por el VIH.

Menoyo destacó que este test rápido del VIH en farmacias es "anónimo, se atiende de forma inmediata a la persona que lo solicita, en un lugar que asegura su privacidad y confidencialidad, y sólo requiere de la firma de un consentimiento informado sobre las características de la prueba y la información recibida".

Además, resaltó que las oficinas de farmacia, una cada 250 metros, son "accesibles a cualquier persona", lo que "unido al anonimato, la comodidad y la rapidez" para obtener un resultado sobre la infección "confirma a las farmacias como un recurso imprescindible para el diagnóstico precoz del VIH".

Así, concretó que el proyecto piloto para el cribado negativo de VIH en el País Vasco se inició el 1 de marzo de 2009 y finaliza el 31 de diciembre de 2009. Se realiza en 20 oficinas de farmacia del País Vasco: dos en Álava, 12 en Vizcaya y seis en Guipúzcoa. En los dos primeros meses de la experiencia piloto se han realizado 933 test rápidos en las farmacias del País Vasco de los que ocho han dado positivos.

La técnica utilizada es 'Determine VIH-1/2' y la persona paga cinco euros por la realización del test. Tiene validez como cribado negativo, pero si da positiva se deriva a un centro de Osakidetza para una prueba confirmatoria.