Bolonia.- Abogados, vecinos y entidades de derechos humanos exigen a Interior que depure responsabilidades

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS) Abogados, vecinos y entidades de derechos humanos de Barcelona exigieron hoy a la Conselleria de Interior que depure responsabilidades ante las cargas de los Mossos d'Esquadra que ayer provocaron lesiones a 36 manifestantes tras desalojar el Rectorado de la Universitat de Barcelona (UB). La Comisión de Defensa de los Derechos de la Persona del Colegio de Abogados de Barcelona, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona, el Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la UB, la Asociación Catalana de Defensa de los Derechos Humanos y el Observatorio de los derechos económicos, sociales y culturales emitieron un duro comunicado contra el rector de la UB, Dídac Ramírez, e Interior. Reclamaron que se abra una investigación para determinar si la gravedad de los hechos es "atribuible sólo" a los agentes antidisturbios o existió "algún otro tipo de responsabilidad o participación de sus superiores jerárquicos". Tras ella, se tendrían que depurar responsabilidades y derivar "posibles ceses". También reclamaron que se aplique "inmediatamente" la instrucción aprobada en noviembre que obliga a los antidisturbios a llevar visible el número de identificación en su uniforme, algo que ayer no ocurrió, lo que incrementó la "impunidad" con la que actuaron los agentes. Por último, las entidades pidieron revisar los protocolos de disolución de manifestaciones. También criticaron las detenciones "arbitrarias", las agresiones a periodistas y las declaraciones del director general de la Policía de la Generalitat, Rafael Olmos, en las que las justificaba por la dificultad de "discernir" a estos profesionales durante una carga policial. SIETE DETENIDOS Y 82 HERIDOS El balance total del desalojo de la UB, las dos manifestaciones --con 850 y 2.000 participantes respectivamente-- y las cuatro cargas policiales, según datos de los Mossos facilitados a Europa Press, fue de seis detenidos por la mañana y uno por la tarde por resistencia y desobediencia a la autoridad, que ya están en libertad con cargos, y 16 denunciados por delitos y faltas de desobediencia grave. El Servicio de Emergencias Médicas (SEM) hizo también balance y, según datos facilitados a Europa Press, en la manifestación de la mañana atendió 'in situ' a 12 mossos y a 12 manifestantes, de los que sólo dos tuvieron que ser derivados a centros médicos. Por la noche, atendió a 34 mossos y a 24 manifestantes, seis de los cuales fueron trasladados a centros sanitarios. También confirmaron que el niño de diez años agredido por los Mossos junto a su familia en la Via Laietana, fue atendido por una "contusión simple" en la barbilla.