Cayo Lara avisa que los sindicatos están en fase de movilizaciones previas mientras PSOE nada en la inseguridad absoluta

Acusa al Gobierno de haber "dejado hacer" y haber "mirado más a los bolsillos de los banqueros que a los ojos de los trabajadores"

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, avisó hoy de que las organizaciones sindicales están actualmente en una "fase de movilizaciones previas", entre las que destacó las del próximo 1 de mayo -Día del Trabajador- y la convocatoria a nivel internacional del día 14, y agregó que en ellas se podrá comprobar los apoyos que tienen por parte de la gente para ver si "hay caldo de cultivo para si un día estos sindicatos deciden convocar una huelga general". Ante esta situación, recalcó que no es que el Gobierno y el PSOE estén "perdidos", sino que "están nadando en una situación de inseguridad absoluta".

Según explicó en una entrevista con Europa Press, el Ejecutivo socialista "no ha mejorado para nada" en los últimos meses en sus acciones contra la crisis económica. Muy al contrario, estimó que ha seguido "empecinado", por ejemplo, en no imponer que el dinero que se daba a la banca "desde el bolsillo de los ciudadanos se dedicara a la pequeña y mediana empresa y a los autónomos".

Para Lara, las "recetas" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, son contrarias a los sindicatos debido a que dan "pellizcos" a los derechos de los trabajadores, y agregó que IU no está notando ningún tipo de giro, "salvo las palabras", para abordar las políticas sociales. Añadió que el PSOE está "nadando en una situación de inseguridad absoluta, con políticas orientadas en dirección contraria a la que la tenía que orientar" para afrontar la crisis.

"¿Va a poner en marcha una renta básica de subsistencia para que no se produzca una desintegración social? ¿Una reforma fiscal progresiva? ¿Va a volver a aprobar el impuesto de patrimonio, suprimido incomprensiblemente? No estamos viendo medidas de este tipo y Zapatero está caminando en la dirección opuesta. 123.500 parados más en marzo son la mejor prueba de que no se está avanzando ante la crisis en sentido positivo", planteó.

REVULSIVO DENTRO DE LOS SINDICATOS

El máximo dirigente de IU afirmó tiene que haber un "revulsivo" dentro de los sindicatos, porque "no es lo mismo gestionar desde ellos un período de bonanza que gestionar una crisis y 123.000 parados más cada mes". En su opinión, esta "presión que esta dinámica está generando" sobre los sindicalistas tiene que llevar a un "cambio de pensamiento".

"La huelga que IU propone no es de trabajadores contra empresarios, sino contra el poder económico, los banqueros, los especuladores, los que han robado y saqueado al país llevando dinero a paraísos fiscales. Contra todos los que han dejado a una generación de jóvenes hipotecados de por vida, y ante un Gobierno que hasta ahora ha dejado hacer y ha mirado más a los bolsillos de los banqueros que a los ojos de los trabajadores", argumentó.

A su juicio, el Gobierno debería aplicarse de "manera muy seria" a generar economía productiva y empleo "desde ya", además de dar protección para que "no haya involuciones de ningún tipo desde el punto de vista de la desintegración social que se está produciendo en muchas familias".

"4 MILLONES DE PARADOS REALES"

"Hay 3,6 millones de parados oficiales, 250.000 más que están en cursos de formación y no computan en estos datos y muchos jóvenes con contratos basura. Yo creo que estamos en estos momentos superando los cuatro millones de parados reales, sin contar a la gente que no está inscrita en las oficinas de empleo", expuso.

En este sentido, señaló que el país "no puede aguantar que, de cada cinco personas, una no trabaje y que además tenga que tener cobertura", ya que eso conlleva "reducción de consumo, de ingresos a la Seguridad Social, también menos ingresos para el Estado y más gasto para desempleo".

Por eso apuntó que hay muchos analistas que indican que en 2010 España puede llegar al 20 por ciento de paro, "como sucede ya en varias CCAA, como Andalucía", superando ampliamente las previsiones del ex ministro de Economía, Pedro Solbes, quien calculó 600.000 desempleados más para este año. Sin embargo, en abril ya se han alcanzado casi los 500.000, por lo que Lara resaltó que el mes que viene se cumplirá esa predicción anual.

Acerca de la situación de las Cajas de Ahorros, Lara aseguró que los clientes no tienen que estar preocupados. Eso sí, reclamó al Gobierno "transparencia plena" y agregó que junto al Banco de España deberían "sacar a la luz" otras entidades que puedan estar en situación similar a la de Caja Castilla-La Mancha (CCM), en caso de que las haya como se "ha insinuado, y actuar de manera directa".