CCOO apuesta por una subida salarial del 2% en la negociación colectiva y UGT por fortalecer la acción sindical

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

El sindicato CCOO-A apostó hoy por una subida salarial de en torno al dos por ciento en la negociación colectiva para hacer frente a la deflación, mientras que UGT-A destacó la acción sindical para evitar que los trabajadores vean reducidos sus derechos laborales y sociales.

En un comunicado, CCOO-A destacó que el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, afirmó que la deflación es "tan peligrosa para los intereses de los trabajadores como una inflación alta". Asimismo, el líder sindical advirtió a la patronal andaluza de que no utilice los datos de inflación negativa como excusa para "congelar los salarios" en la negociación colectiva, ya que esto "repercutiría muy negativamente en el consumo de las familias y, por tanto, en la economía andaluza".

Según Carbonero, la caída de la inflación en Andalucía es achacable al descenso del precio del petróleo y, sobre todo, a una "caída importante" en el consumo. Ante este escenario, el sindicalista aseguró que cobra mayor fuerza la propuesta de CCOO-A para negociar subidas salariales "moderadas" que permitan a los trabajadores "mantener su nivel adquisitivo y aumentar el consumo de las familias".

En cuanto a la postura de la patronal, Carbonero señaló que, "si los empresarios son inteligentes, se darán cuenta de que la deflación y la caída del consumo les perjudica a ellos, porque las empresas no venden sus productos, y por extensión al conjunto de los trabajadores".

Asimismo el responsable sindical instó a los empresarios a que "no utilicen el tema de la subida salarial y del bloqueo de la negociación colectiva para generar conflictividad social". "No vayan a pensar que el conflicto social les beneficia, al contrario, en estos momentos de crisis económica es lo peor que puede pasarnos", ha apostillado.

Por su parte, el sindicato UGT indicó que la crisis financiera internacional y la política del Banco Central Europea (BCE), que la pasada semana ha llevado a cabo un nuevo recorte de los tipos hasta situar el precio del dinero en el 1,25 por ciento, continúa empujando al Euribor a los niveles más bajos de su historia, situándose en marzo por debajo de la barrera del dos por ciento.

De esta forma, apuntó que a los trabajadores que les está tocando revisar sus hipotecas en la actualidad se están viendo beneficiados de recortes en la cuantía de las mensualidades de sus préstamos hipotecarios. No obstante, dichas reducciones no están siendo todo lo importantes que debieran debido a la inclusión por parte de las entidades financieras, en las condiciones de las hipotecas, de un mínimo de interés por debajo del cual no situarse.

En cuanto a las medidas acordadas en el G-20 para salir de la crisis internacional, especialmente las de aportar más fondos al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial, es previsible que "no sean más que una mera creación de dinero que, en un futuro no muy lejano, va a traducirse en un nuevo incremento de la tasa de inflación".

De esta manera, UGT-A apuntó que la deflación como un período prolongado e intenso de caída de precios en el que, por lo tanto, todavía no estamos inmersos. No obstante, "ante este nuevo panorama al que parece que estamos abocados, es necesario que exijamos al Gobierno la puesta en práctica de medidas eficaces de control de precios". A su vez, señaló que las medidas a poner en marcha para su prevención deben ser urgentes con el objetivo de lograr reactivar la economía andaluza.