Delegados sindicales de las plantas españolas de ArcelorMittal se manifestarán en Bruselas contra las ajustes salariales

BILBAO/OVIEDO, 9 (EUROPA PRESS) Delegados sindicales de CC.OO., UGT y USO de las plantas que Arcelor Mittal tiene en España, se desplazan hoy hasta Bruselas para participar en la manifestación convocada por los sindicatos europeos agrupados en la Federación Europea de Metalúrgicos (FEM) contra los planes de la multinacional para hacer frente a las crisis. La manifestación en la capital europea de celebrará en vísperas de la junta de accionistas de Arcelor Mittal, en la que se aprobará el dividendo. La compañía anunció, a finales de diciembre, el recorte de 9.000 empleos, 6.000 de ellos en Europa, aunque las centrales ya han expresado su temor de que "sea el comienzo de una reestructuración de mayores dimensiones". Además, la empresa analiza la posibilidad de congelar los salarios durante 2009. Según CC.OO., se prevé que la de mañana "sea una protesta multitudinaria, ya que están convocados más de medio millar de delegados sindicales de Alemania, Francia, Luxemburgo, Bélgica y varios países de Europa del Este". El sindicato agregó que el acto "servirá también para denunciar la nula voluntad negociadora exhibida por la compañía en las conversaciones del Acuerdo Marco", el documento que regula durante tres años las condiciones laborales de Bandas de Etxebarri, Acería Compacta de Bizkaia, Sagunto y Asturias --División Productos Planos-- y Lesaka y Pamplona --División Transformados. A la movilización también asistirán delegados procedentes de la división de Productos Largos --Zumarraga, Bergara, Olaberria, Madrid, Zaragoza y Gijón-- ya que, aunque no están sujetos al Acuerdo Marco, "están hallando las mismas dificultades en sus procesos de negociación colectiva". La Federación Minerometalúrgica de CCOO denunció, además, que los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) temporales, "se están multiplicando los adelantos de vacaciones y medidas de flexibilidad abiertamente irregulares". En su opinión, las dificultades por las que atraviesa Arcelor Mittal "se deben a que la compañía no ha empleado todas las herramientas a su alcance para combatir la crisis". "En concreto, en un conexto de baja demanda, la empresa se ha empeñado en mantener a la baja los precios de los productos de acero en su empeño de conservar sus márgenes", agregó. Por esta causa, exigió a los responsables de la multinacional que prioricen "el mantenimiento del empleo por encima del dividendo", así como que compensen a los trabajadores afectados por EREs "por la pérdida de salario", que se comprometan a "negociar y no tomar decisiones unilaterales" además de a "compensar a los trabajadores por el aumento de productividad obtenido por el grupo". Por últimos, reclamó que los periodos de baja producción "se empleen para acciones de formación para garantizar el empleo a largo plazo".