Economía/Agricultura.- UGT y CC.OO inician en Murcia un programa de movilizaciones para pedir la integración del REASS

MURCIA, 11 (EUROPA PRESS) UGT y CC.OO iniciaron hoy en Murcia una campaña de movilizaciones en protesta por el "incumplimiento" por parte del Gobierno central de los acuerdos firmados con los agentes sociales que establecían que el 1 de enero de este año "la integración del Régimen Especial Agrario (REASS) en el Régimen General de la Seguridad Social sería una realidad". Así, anunciaron concentraciones y encierros en todo el territorio español hasta el próximo mes de marzo para denunciar esta situación que, en el caso de la Región de Murcia, afecta a 62.000 trabajadores del campo, de los que 42.000 son inmigrantes. Así lo precisó, en rueda de prensa, el secretario de Empleo y Protección Social de la Federación Estatal Agroalimentaria de UGT, Miguel Rodríguez, quien puso de manifiesto que van "42 días de incumplimiento de la Administración central con los empleados del campo". Por este motivo, el objetivo de esta campaña es que se cumplan los compromisos de integración del REASS firmado por sindicatos, Gobierno y la CEOE en junio de 2006, según explicó la secretaria general de la Federación Estatal Agroalimentaria de CC.OO, Cecilia Sanz, quien recordó que "este compromiso de integración decía que tenía que hacerse la integración sin que eso supusiera un coste que fuera muy negativo para agricultura". "Inmediatamente, por eso aceptamos desde el primer momento que las cuotas patronales se mantuvieran en unas condiciones de excepcionalidad para los empresarios agrarios", sostuvo Sanz, tras lo que insistió en que "se aceptó esto a cambio de que el 1 de enero de este año los trabajadores tuvieran la integración". Al mismo tiempo, resaltó que las propuestas que desde la Administración se hacían --en concreto cinco-- "ninguna de ellas fue aceptada por la patronal y sí por los sindicatos", lo que a su juicio "ha demostrado una intransigencia que no es aceptada". De hecho, puntualizó que "algunas patronales que se ubican en esta zona han sido las más duras para aceptar cualquier propuesta de integración". Sanz también mostró su preocupación por la propuesta de ley que les han hecho, "que se debatirá en el Parlamento en los próximos meses"; una propuesta, dijo, que "no resuelve la integración, ya que sigue sin aparecer el salario del trabajador, que es clave para que desaparezca la discriminación". Por su parte, desde UGT, Rodríguez reconoció "alguna mejora", aunque destacó que los trabajadores del campo, "por el simple hecho de seguir existiendo el REASS, siguen teniendo prestaciones en inferioridad de condiciones que cualquier otro trabajador de otro sector". Como ejemplo, citó el caso de las pensiones por enfermedad e incapacidad temporal, que "son de menores cuantías que las de régimen general y, sobre todo, jubilaciones a la mitad que cualquier trabajador en Régimen General". Al hilo, denunció públicamente que "cuando un trabajador del campo tiene desempleo, tiene la prestación mínima"; en definitiva, lamentó que "tengan las peores condiciones de cualquier trabajador del país". En este panorama, criticó también la actitud de los empresarios, y les pidió ayuda para que estos trabajadores "tengan las mismas condiciones que los del Régimen General", así como que "no sean cicateros". CAMPAÑA EN TODA ESPAÑA. Esta campaña, que arrancó hoy en Murcia, se hará por todo el territorio nacional, con el fin de que el Gobierno central "se entere de que ha incumplido lo firmado y lo acordado". Por ello, dejó claro que "no nos vamos a estar quietos ni nos vamos a cansar", porque, advirtió, "hasta que no consigamos que los trabajadores del campo coticen por su salario real, aquí estaremos dando el callo". En concreto, hay un calendario de movilizaciones, incluso no descartan alguna acción sorpresa de la que no se quiso avanzar nada, que se desarrollarán en Andalucía, Castilla-La Mancha, Navarra, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Canarias, Extremadura y Cataluña, entre otras comunidades. Con motivo de esta campaña, unos 500 delegados, según fuentes sindicales, se manifestaron por las calles de la capital murciana para culminar finalmente a las puertas de la Delegación del Gobierno para informar a su titular, Rafael González Tovar, de estos "incumplimientos" por parte del Ministerio de Trabajo en esta materia. Finalmente, el delegado se comprometió a trasladar sus reivindicaciones al secretario de Estado para la Seguridad Social, Octavio Granados.