Economía/Laboral.- Una delegación de empresarios y sindicalistas argentinos se reúne con representantes del CES español

MADRID, 9 (EUROPA PRESS) Una delegación de empresarios y sindicalistas argentinos se ha entrevistado con representantes del Consejo Económico y Social de España (CES) para analizar las posibilidades de una institución semejante en Argentina, según informó hoy el CES en un comunicado. Esta entrevista se enmarca en la visita oficial de la presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, a España. El presidente de esta institución en España, Marcos Peña, explicó a los visitantes argentinos el funcionamiento y composición de este órgano consultivo del Gobierno, en el que se encuentran representantes de los sindicatos, empresarios y de la sociedad civil. Peña abogó además por el diálogo, el consenso y el compromiso social como la mejor fórmula para el desarrollo de la democracia e instrumento de trabajo para enfrentarse a los retos económicos y sociales. En este sentido, el presidente del CES destacó que la labor del diálogo social y de los Consejos Económicos y Sociales adquiere mayor importancia precisamente en situaciones de crisis, cuando se requiere un esfuerzo común y solidario de todos los agentes sociales. Por parte de la delegación argentina han estado presentes en este encuentro el presidente y vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain y José Ignacio de Mendiguren, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, el líder del gremio de los taxistas, Omar Viviani, y el presidente de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Guillermo Moretti. Hace unos meses una delegación española, encabezada por el presidente del CES, Marcos Peña, visitó Argentina, invitado por la UIA. En aquella ocasión, Peña mantuvo varios encuentros con empresarios y la CGT, así como con el mundo académico, en los que explicó la experiencia española en materia de diálogo social en estos treinta años de democracia en España. El presidente del CES se entrevistó también con el ministro de Trabajo argentino, Carlos A. Tomada, que se había mostrado muy interesado por los trabajos del CES en materia económica y social, y como ámbito de diálogo entre los agentes sociales.