El PP habla de "golfada socialista" en el traslado de instalaciones del Serida en Gijón y el Gobierno le reta a ir al juzgado

OVIEDO, 24 (EUROPA PRESS) La Comisión de Medio Rural y Pesca de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA) fue escenario hoy de un tenso debate en el que el diputado del PP, Luis Peláez, calificó hoy de "golfada socialista" y "favor entre amigos" la aceptación por parte del Gobierno de dos parcelas en Deva y Cenero destinadas al Serida. Ante esos calificativos, el consejero de Medio Rural y Pesca, Aurelio Martín, acusó al diputado 'popular' de intentar convertir la Comisión en un "circo" y le retó a que se dejase de insinuaciones y acudiese a los tribunales. En la misma idea ahondó el consejero de Economía y Hacienda, Jaime Rabanal, quien calificó de "afirmaciones improcedentes" las palabras de Peláez. Además, dijo que ese tipo de insinuaciones pone en tela de juicio el trabajo de muchos funcionarios que han estimado que se han cumplido las condiciones del convenio entre el Ayuntamiento de Gijón y el Principado de Asturias para sustituir las actuales instalaciones que tiene el Serida en Somió por las de Deva y Cenero. Sin embargo, el diputado del PP Luis Peláez, que fue recriminado por sus palabras por diputados socialistas una vez concluida la comisión, dijo que precisamente su grupo estaba pensando en acudir a los juzgados dado que las obras entregadas no cumplen los requisitos. "Estamos en la antesala de la prevaricación", llegó a decir. Lejos de las afirmaciones de Peláez, Jaime Rabanal, expuso que el convenio entre el Ayuntamiento de Gijón y el Principado está "cumplido", aunque reconoció que existen algunos detalles pendientes de finalizar. "Se ha cumplido el convenio en sus términos, si no fuera así, no hubiésemos aceptado la cesión". En este sentido, Aurelio Martín explicó que tuvo oportunidad de ir a visitar las obras realizadas y señaló que estaban en buen estado, aunque falten todavía algunos aspectos por "rematar", como accesos eléctricos o tomas de agua. Martín aseguró que el aumento de la superficie y la modernización de las instalaciones del Serida en Gijón redundará en una mejor calidad del servicio con la cesión gratuita en propiedad de dos parcelas sitas en Deva y Cenero, con las instalaciones destinadas a laboratorio de investigación y servicio de reproducción respectivamente en los términos previstos en el convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Gijón y el Principado de Asturias en fecha 6 de noviembre de 2002 y modificado por adenda de 30 de marzo de 2007, así como el estado que presentaban dichas instalaciones en la fecha de aceptación de la cesión el pasado tres de diciembre de 2008 y las medidas y actuaciones que se hayan emprendido en relación con dicho estado con posterioridad a aquella fecha. En su comparecencia, el Consejero señaló que "como es de sobra conocido no he participado en la negociación, formulación y concreción" del convenio, pero añadió que estaba "convencido" de que el objetivo del mismo era "establecer un mecanismo que hiciera posible una ampliación, mejora y modernización de las instalaciones que esta entidad tiene ubicadas en el citado concejo". Sin embargo, el diputado del PP, Luis Peláez, tildó de "chapuza integral" el estado de las obras que aceptó el Principado. Se quejó de que la Consejería de Economía y Hacienda no le permite acceder a una información solicitada, extremo que negó Rabanal al afirmar que no le consta ninguna solicitud en ese sentido. Peláez explicó que el Gobierno pretende "ocultar información" y que incluso se han cambiado los materiales inicialmente comprometidos para poner otros de "pésima calidad", además de referirse a carencias, humedales y dinero sin certificar. Añadió que hay que poner dinero para finalizar unas obras mal acabadas, que finalmente saldrá del bolsillo de todos los asturianos. La diputada de IU-BA-Verdes, Emilia Vázquez, sostuvo que existe un "retraso" en la puesta en marcha de las instalaciones. Mientras tanto, la diputada del PSOE, Elena Díaz Palacios, explicó que para recepcionar las obras se tuvo que constatar que se habían cumplido los objetivos del convenio.