ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Huelva.- Los trabajadores de Giahsa acuerdan mantener las movilizaciones y suspender la negociación del convenio

HUELVA, 17 (EUROPA PRESS) La mayor parte de los 400 empleados de Gestión Integral Aguas Costa de Huelva (Giahsa) ha asistido a la asamblea celebrada hoy junto a directivos de la compañía a consecuencia de la decisión del Ayuntamiento de Lepe de abandonar la Mancomunidad de Aguas de la Costa tras casi 20 años de participación. En un comunicado, el presidente del comité de empresa, Manuel Rodríguez, informó de que la asamblea de trabajadores ha aprobado la propuesta de la empresa de dejar "en suspensión" las negociaciones del convenio colectivo hasta que se despeje la incertidumbre que actualmente existe en la gestión de la empresa, por la situación creada por el Ayuntamiento de Lepe. De igual modo, la plantilla de la empresa pública de aguas ha acordado continuar con las movilizaciones en un intento de conseguir que se de marcha atrás en "esta barbaridad que se quiere cometer" y, al mismo tiempo, exigir a las fuerzas políticas y sindicales que se sienten a negociar un pacto por el empleo donde se comprometan a mantener y mejorar el empleo estable y a mejorarlo en la medida de lo posible. "Lo único que nos mueve a los trabajadores es el interés de Giahsa, el modelo de gestión pública, generadora de empleo estable y de calidad, y la defensa de nuestros puestos de trabajo", dijo Manuel Rodríguez señalando que "no vamos a defender intereses partidistas". La inquietud entre los trabajadores es "más que considerable", toda vez que las explicaciones ofrecidas la semana pasada por el alcalde de Lepe, Manuel Andrés González, no arrojan sino "sombras" sobre el futuro de muchos de los trabajadores de Giahsa y sobre el de la propia empresa. Durante la asamblea, en la que estuvieron presentes tanto el presidente de la entidad, Miguel Novoa, como el gerente, Juan Ignacio Tomico, se explicaron los pormenores de la situación actual, una vez que ya se ha recibido la comunicación oficial del Ayuntamiento de Lepe en la que se notifica el abandono de la Mancomunidad y la privatización del servicio. En términos generales, los directivos de la empresa expresaron que la merma en el número de usuarios y en las necesidades de prestación de servicios motivará forzosamente una reducción de los medios técnicos y humanos, por lo que anunciaron que, de llevarse a efecto la salida de Lepe y añadirse la de Moguer y otros municipios, todas las previsiones apuntan a la adopción de medidas traumáticas, extremo que rechaza el comité de empresa.