Interior pacta los derechos sindicales de los Mossos con el rechazo de la organización más representativa

BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Interior firmó hoy el pacto de derechos sindicales 2009-2011 con todos los sindicatos de Mossos d'Esquadra excepto con SAP-UGT, el más representativo del Cuerpo. El acuerdo tendrá en cuenta el incremento de plantilla del Cuerpo y aumentará la dotación de personal y material para los sindicatos.

El secretario general de Interior, Joan Boada, y el secretario de Seguridad, Joan Delort, firmaron el pacto con SPC, CAT-ME, SME-CCOO, la Apesme (representante de la escala superior) y Afitcme (facultativos y técnicos), aunque también afectará a SAP-UGT.

El nuevo acuerdo es fruto del resultado de las elecciones de julio de 2007 y substituye al firmado en 2004, ya que supone pasar de 56 a 79 delegados sindicales liberados y un incremento de 58.000 euros para los gastos de funcionamiento de todos los sindicatos.

Con el nuevo pacto, la Dirección General de la Policía pondrá a disposición de cada sindicato un local en Barcelona, aunque podrán compartir espacios comunes, y un local a compartir entre todos, con despachos independientes, en Girona, Lleida y Tarragona.

Las subvenciones anuales para los sindicatos pasarán de los 180.000 euros de 2008 a los 250.000 para este 2009, "siempre que las disponibilidades presupuestarias lo permitan".

Tras la firma del pacto, Boada dijo que la ratio de sindicalistas liberados por mosso será parecida a la de otros cuerpos de la Administración catalana. Se mostró muy "contento" por el pacto e instó al SAP-UGT a añadirse e él, ya que "no le queda otra". "No hay ninguna razón laboral o sindical para no firmar", aseguró.

Boada explicó que las negociaciones del pacto se iniciaron a mediados de 2008, en octubre prosiguieron y a principios de marzo --antes de las manifestaciones anti-Bolonia-- se alcanzó un "acuerdo verbal" para firmarlo el 30 de marzo.

No obstante, la comparecencia en el Parlament del conseller de Interior, Joan Saura, del 31 de marzo hizo que la firma se pospusiera hasta hoy. Además, dijo que el SAP-UGT avanzó el 24 de marzo que no firmaría.

El portavoz de SPC, David José, y el de SME-CCOO, Toni Lara, dijeron que la propuesta inicial de SAP-UGT era distinta a la finalmente pactada, ya que proponía mejoras laborales para los liberados, como cobrar hasta 4.000 euros anuales más por pluses de nocturnidad y otros.

Además, explicaron que el 24 de octubre se iba a firmar el acuerdo, pero se paralizó porque SAP-UGT no quería firmarlo, ya que propuso renunciar a todas las mejoras sindicales debido a la crisis económica, algo que no aceptaron el resto de sindicatos. Según Lara, el incremento presupuestario destinado a los sindicatos, no supone un gran problema para el presupuesto global de la Generalitat.

En cambio, SAP-UGT aseguró que no firmó el pacto porque supone un "intento desesperado de silenciar" a los sindicatos y de "escenificar un clima laboral idílico". En un comunicado, el sindicato reiteró sus críticas a Saura y Boada por su "nefasta gestión" y su "falta absoluto de apoyo institucional" a los Mossos.

Además, aseguró que las negociaciones sobre este pacto se paralizaron en julio, lo que provocó su propuesta de octubre de congelar el aumento de medios para los sindicatos. También aseguró que no ha mantenido negociaciones con Interior sobre este tema desde entonces.

También dijo que Saura "faltó a la verdad" al decir en el Parlament que había hablado con los sindicatos sobre las cargas policiales del 18 de marzo, ya que no lo ha hecho con el SAP-UGT.