La Mancomunidad del Norte de Tenerife asesora desde 2008 a más de 3.400 personas para lograr que encuentren trabajo

Un total de 537 desempleados logran un trabajo a través de este programa de orientación laboral

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 10 (EUROPA PRESS)

El Servicio de Orientación Profesional para el Empleo y asistencia para el Autoempleo (OPEA), que gestiona la Mancomunidad del Norte de Tenerife, ha finalizado la pasada semana su décimo cuarta edición que se inició a mediados de julio de 2008 tras haber atendido a 3.418 vecinos de los once municipios de la zona norte, según informó hoy la Mancomunidad norteña en una nota.

En concreto, el Servicio ha atendido a los demandantes de trabajo que se encontraban inscritos en las oficinas de empleo de Tacoronte, La Orotava, Puerto de la Cruz e Icod de los Vinos. Del total de beneficiarios, 1.414 han sido mujeres y 2.004 hombres, un dato poco habitual en anteriores ediciones y que viene motivado por el incremento de desempleados provenientes del sector de la construcción.

Esta iniciativa, cuya finalidad es informar y formar a las personas que buscan trabajo para lograr una efectiva y más rápida integración en el mercado laboral, ha logrado que 537 personas (15,7 por ciento de los atendidos) encontraran un trabajo durante las tutorías, gracias al asesoramiento y la orientación recibida, así como a la existencia de una bolsa de empleo a su disposición.

Para llevar a cabo este proyecto el Servicio Canario de Empleo (SCE) concedió una subvención de 549.150 euros a la Mancomunidad del Norte de Tenerife, que lleva catorce años gestionando este programa de asesoramiento laboral. Así, las acciones OPEA se vienen desarrollando desde el año 95 y en estos años de andadura han pasado por el servicio más de 70.000 personas.

El equipo de las OPEA estuvo formado en esta ocasión por una coordinadora, seis administrativas y 19 orientadoras que se han encargado de dirigir las sesiones individuales y grupales. En esas tutorías se diseña un plan de inserción personalizado y se asesora sobre estrategias de búsqueda de empleo, becas, cursos de formación y ofertas de trabajo existentes.

Además de ayudar a los participantes a que encuentren un trabajo y a que muchos jóvenes se reincorporen a la formación reglada, este programa busca mejorar la situación y predisposición personal de muchas personas que se enfrentan negativamente a la búsqueda de un empleo.

En este sentido, a través de las tutorías OPEA, las personas beneficiarias han recibido el acompañamiento necesario para el desarrollo de las habilidades personales, sociales y laborales que les confieren una actitud positiva hacia el empleo, lo que les posibilita tanto el acceso como el mantenimiento de un puesto de trabajo.

De esta manera, los usuarios aprenden a afrontar y superar las barreras personales que les dificultan la consecución de un empleo, como pueden ser una baja autonomía, escasa autoconfianza, falta de disponibilidad horaria y geográfica, dificultad para tomar decisiones y resolver problemas, entre otros aspectos de su desarrollo socio-personal que son tan importantes como la cualificación profesional a la hora de encontrar un trabajo.

FUNCIONAMIENTO DE LAS ACCIONES OPEA

La Orientación Profesional para el Empleo y el Autoempleo consiste en una serie de tutorías individualizadas y grupales. En las entrevistas individuales, la orientadora facilita al usuario información profesional para el empleo, técnicas para una búsqueda activa y eficaz y pautas para potenciar sus habilidades personales de cara a la ocupación, pero no sólo para el acceso, sino también para el mantenimiento de un puesto de trabajo.

Las sesiones dirigidas a grupos tienen como objetivo reforzar los puntos débiles en la búsqueda de empleo detectados, previamente, en las sesiones individuales, formándose así un grupo de personas con parecidas dificultades que da como resultado un aprendizaje más enriquecedor.

Se prevé que la nueva edición de este programa de orientación laboral de comienzo a principios del mes de julio.