La Muela.- Biel dice que la Ejecutiva ratificará suspensión de militancia y que el PAR ha hecho "lo que tenía que hacer"

ZARAGOZA, 24 (EUROPA PRESS) El presidente del Partido Aragonés (PAR), José Ángel Biel, adelantó hoy que la Comisión Ejecutiva de su partido ratificará esta tarde la propuesta del Comité Intercomarcal de suspender cautelarmente de militancia a la alcaldesa de La Muela, María Victoria Pinilla, y su esposo, Juan Antonio Embarba, y estimó que su partido ha hecho "lo que tenía que hacer". Biel, quien también es vicepresidente del Gobierno de Aragón PSOE-PAR y portavoz del mismo, se pronunció así en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Según trasladó, el presidente del Comité Intercomarcal, José Antonio Sanmiguel, está también en la Comisión Ejecutiva y serán quien formule la petición de suspensión de militancia en la reunión que se celebre esta tarde. María Victoria Pinilla y su marido forman parte de la lista de 19 detenidos en la Operación 'Molinos' de presunta corrupción urbanística en el municipio zaragozano de La Muela. También está imputado el concejal Juan Carlos Rodrigo Vela, quien no es militante del PAR, aunque se presentó en las últimas elecciones municipales en las listas de este partido. El Comité Intercomarcal también acordó ayer pedir a la Ejecutiva que inste a Pinilla y al concejal Juan Carlos Rodrigo Vela que renuncien a sus cargos en el Ayuntamiento de La Muela y a sus actas de ediles, decisión sobre la que Pinilla y Vela tendrán la última palabra, ya que en España el cargo electo es personal, no de partido. No obstante, si no lo hacen, el Grupo Municipal del PAR en La Muela les expulsaría y pasarían a ser concejales sin grupo propio. El juez que instruye el caso decretó el ingreso prisión tanto de Pinilla como de Vela por su presunta implicación en una red de corrupción urbanística. A María Victoria Pinilla se le imputan nueve presuntos delitos: cohecho, revelación de secretos, negociaciones prohibidas a funcionarios públicos, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, fraude en las subvenciones, fraude y exacciones ilegales, y blanqueo de capitales. Al concejal Rodrigo Vela, los supuestos delitos de tenencia ilícita de armas, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, negociaciones prohibidas a funcionarios públicos, fraude y exacciones ilegales. "A NADIE NOS GUSTA" José Ángel Biel comentó que una vez que la Comisión Ejecutiva ratifique los acuerdos del Comité Intercomarcal será la Comisión de Disciplina y Garantías del partido la que comunique estas decisiones a los afectados y escuche a las partes. Biel reconoció que "a nadie nos gusta que pasen estas cosas", pero "cuando pasan pasan, y al que le pasan, le pasan; qué le vamos a hacer", dijo con resignación, y se preguntó que "si todo el mundo lo veía venir, por qué ha llegado". El presidente del PAR opinó que el partido ha hecho "lo que tenía que hacer" y lo que exigen sus estatutos, cuando ha tenido suficientes elementos para tomar una decisión. El presidente del PAR y vicepresidente del Gobierno de Aragón agregó que lo ocurrido es "grave", y puede ser una "llamada de atención", pero también argumentó que se trata de un caso "excepcional", de forma que "no se puede generalizar" la gestión realizada en los últimos 30 años por los ayuntamientos democráticos, en los que "miles de personas han hecho una magnífica gestión". Biel señaló que una de las preocupaciones ahora es la "estabilidad" del Ayuntamiento de La Muela, para que se pueda garantizar la gestión y los servicios que tiene que prestar a los ciudadanos. "PRÁCTICAMENTE NADA" El vicepresidente del Gobierno manifestó que no habían hablado "prácticamente nada" de este asunto en la reunión del Consejo de Gobierno, si bien comentaron la importancia de resaltar la "magnífica gestión" que han hecho los ayuntamientos en los últimos 30 años. Respecto al control que podrían ejercer los Gobierno autonómicos en este tipo de casos, Biel precisó que es el Estado de Derecho quien tutela a las administraciones públicas, defendió la autonomía municipal y consideró que "no podemos convertir a los ayuntamientos en menores de edad porque hayan ocurrido cosas de este tipo". Asimismo, aprovechó la ocasión para señalar que la administración local precisaría de una "revisión" en muchos aspectos para adaptarse al siglo XXI porque "un ayuntamiento que no tiene garantizada la autonomía financiera no tiene autonomía".