ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Lara cree "inconcebible" que los empresarios declaren un salario medio anual 7.000 euros inferior al de los trabajadores

Rechaza que las cajas intervenidas pasen a formar parte de los bancos así como el incremento de la edad de jubilación

VALLADOLID, 18 (EUROPA PRESS)

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, consideró hoy "inconcebible" que la media de ingresos por salario de los empresarios en el año 2006 fuera casi 7.000 euros más baja que la media de ingresos percibidos por los propios trabajadores.

Lara, quien participó hoy en Valladolid en la IX Asamblea Regional de su formación, reconoció su "sorpresa" al conocer los datos de la Agencia Tributaria que reflejan que, en el año 2006, los empresarios declararon que tenían una media de ingresos por salario de 13.311 euros mientras que los trabajadores asalariados percibían una media de ingresos de 20.782 euros al año.

"Es inconcebible, increíble pero ahí están los datos de la Agencia Tributaria", resaltó antes de referirse a la existencia de un "movimiento importante" dentro del sector bancario español "y de determinados sectores políticos" que plantea que las cajas intervenidas por el Banco de España, una vez saneadas, se subasten y pasen a formar parte de la entidades bancarias.

"Estamos radicalmente en contra de esta posición porque si con las cajas y determinadas políticas de las cajas hemos estado en Guatemala, si caen en manos de los banqueros vamos a estar en 'Guatepeor'", destacó antes de reiterar que el actual es el "momento" de la banca pública que evitaría los problemas de financiación de las pyme y facilitaría la inversión en la economía productiva.

Asimismo, añadió, desde el Estado se garantizaría la seguridad financiera a las personas que tienen depositados sus recursos en las cajas y no sucedería como en la actualidad, que las pequeñas y medianas empresas mantienen sus problemas de acceso a la financiación debido a la "reticencia" de los bancos, que utilizaron el dinero que destinó el Gobierno "a tapar los compromisos que tenían con la banca internacional".

Tras resaltar que en el primer trimestre del año 1.335 empresas recurrieron al concurso de acreedores en España, 15 compañías de media al día, Lara se refirió a la "contradicción profunda" que supone para la política laboral, por una parte, las prejubilaciones anticipadas "de personas que están en su plena capacidad productiva e intelectual" y la propuesta del Banco de España de aumentar la edad de jubilación por los problemas a la hora de percibir pensiones.

"Lo que hay que hacer es caminar por la dirección de las 35 horas que, al igual que están planteadas dentro de las administraciones públicas, se tienen que empezar a desarrollar de manera más seria en el conjunto del tejido productivo de España", destacó el coordinador general de Izquierda Unida antes de advertir de que su formación estará "absolutamente atenta" a la revisión en 2010 o 2011 del Pacto de Toledo.

Así, trasladó que IU ya trabaja "con plena intensidad" para que la posición política que se defienda en ese momento sea la de la garantía de las pensiones "de los más de ocho millones de pensionistas" y si es posible "y debe serlo", que se incrementen las prestaciones más bajas.

NO "MAQUILLAR" LOS DATOS

Lara, quien valoró el "criterio unitario" de Izquierda Unida en Castilla y León, que se enmarca en la "tónica general" de conseguir "el más amplio proceso de unidad en torno a la organización", advirtió al Gobierno de que no se deben "maquillar" los datos del desempleo porque ese no es el modo de solucionar la crisis, que a su juicio se solventará "afrontándola de cara y dando los datos correctos y exactos que se producen".

Para Lara, a los 3,6 millones de parados existentes en España, según el Gobierno, hay que sumar los 250.000 que realizan cursos de formación y los que trabajan con "contratos basura", punto en el que también se refirió al más de millón de parados que no cobran el subsidio de desempleo frente a los 300.000 que cifra el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.

El coordinador general de IU destacó que en la actualidad hay 900.000 hogares donde no trabaja ningún miembro de la unidad familiar, un millón de viviendas sin vender y 87.000 expedientes de desahucio que se ejecutará a lo largo de todo el año, "síntomas importantes" de la crisis y ante la que su formación ha planteado "propuestas permanentes" junto a la "movilización y la crítica".

Entre sus propuestas, Lara destacó la dirigida a que aflore el dinero negro -"no sabemos cuánto hay"-- en forma de billetes de 500 euros --56.000 millones, el 26 por ciento de todos los billetes de 500 en los países del euro--, para lo que pedirá al Banco Central Europeo un cambio en el color de los billetes para que, durante tres meses, todos sus propietarios puedan cambiarlos, lo que "no haría daño" a quienes los tienen de manera legal.

A ella se suma, tal y como se plasmó en otra propuesta presentada ya en el Parlamento, la creación de un Salario Máximo Interprofesional que "acabe" con los "salarios escandalosos e insultantes" que cobran "altos directivos del IBEX", que perciben 66 veces más salario que un mileurista en España, y de los "banqueros", que cobran entre tres y seis millones de euros.

Tras resaltar que el salario mínimo interprofesional en España es de 624 euros --"con lo que considera el Gobierno que puede vivir una familia española"--, recordó además que Izquierda Unida ya remitió tanto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como a los sindicatos un plan de empleo para generar 1,9 millones de puestos de trabajo en tres años con una dotación de 61.800 millones.

"Es una vía positiva para poder salir de la crisis por la izquierda, por la izquierda política y social", aseveró antes de poner de manifiesto que el cambio de Gobierno no "servirá" si no conlleva un cambio de políticas económicas orientadas a un nuevo modelo productivo frente al "fracaso del neoliberalismo" y de "la libre economía de mercado del capitalismo".