Los críticos del SLG censuran que la dirección "linchó" a este colectivo y no descartan crear otro sindicato agrario

LUGO, 30 (EUROPA PRESS) El que fue responsable comarcal de Sarria del Sindicato Labrego Galego (SLG), Elías Somoza, acusó a la dirección de este sindicato de "linchamiento" a los que apoyaron en el último congreso la candidatura de Xurxo Álvarez, frente a Carmen Freire, actual secretaria xeral de la central. Además, no descartó en el "futuro" crear otro sindicato agrario. Somoza, que trabajó durante 11 años para este sindicato, ha sido expulsado y despedido, y junto con Xurxo Álvarez, conforman la corriente crítica del sindicato nacionalista. En total, fueron nueve los despedidos, además de otras 30 personas a las que se expulsó de esta organización agraria. "Nos parece que aquí hubo un linchamiento total y absoluto por parte de los ganadores del congreso del 24 de noviembre, mediante el cual todos los que apoyamos la candidatura de Xurxo Álvarez se nos mandó marchar, se nos expulsó y se nos despidió", denunció. En este sentido, aseguró que los que apoyaron la lista alternativa sufrieron "toda una serie de represiones", única y exclusivamente por defender otra candidatura", se quejó. Elías Somoza, que denunció al SLG por su despido, dijo tener claro como "labriego" que se ha de defender "al labriego" de una u otra forma. "No vamos a dejar de lado un sector clave en la economía de Galicia", advirtió. FUNDACIÓN OTRO SINDICATO De esta forma, esta corriente crítica no descarta, "en el futuro", crear una organización agraria, aunque aclara que de momento todavía no se ha estudiado esta posibilidad. "Esto no quiere decir que en el futuro no se valore", afirmó. Con todo, Elías Somoza asegura que están "abiertos a un diálogo con la otra parte", si bien hasta el momento "ha sido inútil e imposible". El que también fuera responsable del sector de la carne en el SLG protestó porque la candidatura que rivalizaba con Freire fue despojada de los cuatro puestos que le correspondían en la ejecutiva". "Se hizo una ejecutiva monocolor y de gente próxima a Carmen Freire, excluyéndose a todos los demás", lamentó.