Los guardias civiles piden a Rubalcaba el archivo de expedientes y mejoras laborales en la primera reunión del Consejo

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, presidió esta mañana la primera reunión del Consejo del Instituto Armado, un nuevo órgano que servirá de mediación entre las asociaciones y la Administración para gestionar las reivindicaciones profesionales y el funcionamiento de la institución. En la sesión constituyente, los representantes de los guardias civiles pidieron el archivo de los expedientes por manifestarse y mejoras salariales y en las condiciones de trabajo, informaron a Europa Press fuentes el Instituto Armado. El Consejo esta integrado por 30 miembros, la mitad de ellos son miembros de la Guardia Civil, elegidos en las elecciones del pasado 22 de enero, y los otros 15 son representantes de los ministerios de Defensa e Interior. Entre éstos últimos se encuentran el secretario de Estado de Seguridad, el subsecretario del Ministerio del Interior, el director general de la Policía y de la Guardia Civil. Durante la reunión tomó la palabra Rubalcaba, que ofreció "mutua colaboración" y solicitó "lealtad" a las asociaciones en el desarrollo de las cuestiones que se aborden en el Consejo. Por su parte, las asociaciones solicitaron el archivo de los expedientes abiertos contra cinco de los vocales que se sentaban hoy en la mesa con Rubalcaba, un nuevo catálogo de puestos de trabajo que traiga mejoras salariales a los guardias, el desarrollo de la ley de Régimen de Personal y la readmisión de los agentes expulsados en el pasado del cuerpo por ejercer el asociacionismo. El nuevo órgano, que sustituye al actual Consejo Asesor de Personal, está formado por un vocal para la Escala Superior de Oficiales y Escala Facultativa Superior, un vocal para la Escala de Oficiales y Escala Facultativa Técnica, dos vocales para la Escala de Suboficiales y 11 vocales para la Escala de Cabos y Guardias. El Consejo, que se presenta como histórico, estudiará las condiciones laborales de los agentes, dará a conocer el índice de absentismo y sus causas, los accidentes en actos de servicio y las enfermedades profesionales y sus consecuencias. Además, "será oído e informado" previamente sobre las disposiciones legales que tengan relación con el estatuto profesional de los guardias civiles, sus retribuciones, vacaciones, permisos, planes de formación, y otros aspectos sociales, profesionales y económicos que afecten al colectivo. Con una participación del 34,17 por ciento de un censo de más 86.000 agentes, la asociación mayoritaria de la Guardia Civil, AUGC, ganó estos comicios al conseguir una amplia mayoría de los votos en la escala básica de cabos y guardias. El reparto de vocales por escalas deparó en dos representantes para ASESGC en suboficiales mientras que, en la escala de oficiales, la Unión Oficial y una agrupación de electores se repartieron los dos vocales en juego.