Los sindicatos se concentran hoy para denunciar la ruptura de las negociaciones del Convenio de Empresas de Seguridad

IBIZA, 17 de Abril (EUROPA PRESS)-

Los Sindicatos UGT, CCOO, USO y CSI-CSIF se concentrarán hoy en la terminal de salidas del aeropuerto de Eivissa para denunciar la ruptura de las negociaciones del Convenio Nacional de Empresas de Seguridad desde el pasado mes de enero. Se trata de una convocatoria que se extrapola a todos los aeropuertos nacionales del país y que se celebrará entre las 10.00 y las 11.00 horas.

Según expuso el portavoz de la Federación de Seguridad Privada USO, Ibiza y Formentera, José Manuel Bermúdez, en declaraciones a Europa Press estos hechos "dejan a más de 100.000 trabajadores sin Convenio, de los cuales cerca de 1.500 son de las Islas Baleares y 400 de éstos de las Pitiusas".

Bermúdez afirmó que "lo que pretendemos es forzar a la patronal a reanudar la negociación del nuevo convenio colectivo con la inclusión de mejoras salariales indispensables en un sector con crecientes beneficios empresariales , aunque con una notable precariedad laboral".

El sindicalista matizó que hasta que se interrumpió la negociación del nuevo convenio colectivo, los empresarios "se habían negado de manera sistemática a tratar cualquier cuestión económica con la excusa de la crisis, pese a que los beneficios del sector crecen en más de un 6 por ciento y el salario medio mensual de los trabajadores de seguridad privada no llega a los 1.000 euros".

Desde los sindicatos lamentaron que la patronal no haga "ningún esfuerzo por desbloquear las negociaciones y se amparen en la actual crisis que está padeciendo el país cuando la realidad es que el sector sigue creciendo y los patronos sumando beneficios, e incluso repercutiendo subidas a sus clientes sin los que los trabajadores veamos la lógica subida en nuestras nóminas".

Desde los sindicatos aseguraron que no "permitirán" la congelación de la antigüedad, el aumento de la jornada laboral, la desaparición de permisos retribuidos, de las funciones de los vigilantes de seguridad o la retirada de los pulses que "pretenden".

Bermúdez concretó que sus pretensiones, por el contrario, son mejorar "ostensiblemente" el actual convenio, "basando nuestras peticiones en la equiparación del plus de peligrosidad para todos los Vigilantes de Seguridad, la reducción de la jornada laboral, buscar complementos salariales adecuados con nuestra profesión, equiparar el plus de radioscopia y que todos los pluses sean cotizables", refiriéndose al plus de transporte y al plus de vestuarios.

El sindicalista también agregó la necesidad de que se incluya en este documento una clausula de revisión salarial y una mejora sustancial de nuestras condiciones laborales.