Movilidad elaborará un informe sobre los buses modificados por las obras de Fuencarral para el Consorcio de Transportes

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El área de Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento de Madrid elaborará un informe con posibles rutas alternativas para las líneas de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) que han sido modificadas con motivo de las obras de peatonalización de la calle Fuencarral, en el distrito Centro, y lo elevarán al Consorcio Regional de Transportes para estudiar su implementación.

Según explicó el presidente de la Asociación de Vecinos Barrio de Justicia, José Carlos Nicolau, a Europa Press, durante la reunión mantenida hoy con el delegado del área, Pedro Calvo, y con el concejal del distrito Centro, Enrique Núñez, "las vibraciones han sido muy positivas" y el encuentro, "bastante satisfactorio".

"Han recogido nuestros planteamientos y se han dado cuenta de que el trazado actual de las líneas es una locura, que es insostenible así, aunque también han dicho que este tema no depende sólo de Movilidad, sino también del Consorcio, por lo que harán un estudio de nuestras propuestas de trazados alternativos, un informe y se lo presentarán al Consorcio, a ver qué dicen", continuó.

Según la Asociación de Vecinos, su planteamiento es "de sentido común" porque "afecta a mucha gente" y porque "el trazado nuevo no es coherente". "Se ha cambiado tanto el itinerario de estas líneas que ya han perdido su sentido inicial. De hecho, vecinos del Barrio Universidad están reclamando algunas de ellas, como la línea 3, porque dan servicio al Centro de Especialidades de Pontones, que es el que les toca, mientras que el del barrio Justicia es el de la Concepción", apuntó el dirigente vecinal.

Aún así, aunque los vecinos se muestran positivos sobre esta reunión, también saben que mientras se tramiten estas gestiones deberán seguir conviviendo con las molestias que causan los cambios de rutas de algunas líneas afectadas, que se han desplazado a las calles Barquillo y Fernando VI, causando ruido y molestias.

Además, recuerdan que ellos ya se dirigieron al Consorcio, desde donde se les remitió al área de Movilidad. "Ahora el Ayuntamiento tiene que presionar al Consorcio, que tampoco es que sea una cosa ajena porque allí tienen representación, así que esperamos que se solucione", consideró Nicolau. Según él, la respuesta debería llegar "en una semana, a lo sumo dos" y, de no ser así, anuncia movilizaciones.

MOVILIZACIONES

"La movilización de vecinos sigue con la recogida de firmas y vamos a hacer una asamblea informativa pronto para estar disponibles para movilizarnos si no se resuelve este asunto", avanzó. Hasta el momento, esta Asociación de Vecinos ya han enviado un documento protesta suscrito por más de 200 firmas al Consorcio, a la Junta de Centro y al Ayuntamiento.

En el encuentro de ahí también estuvieron representantes de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVM) y de la Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad (ACIBU), que aprovechó asimismo para plantear al delegado la necesidad de que no se metan líneas de autobuses por la Corredera Baja de San Pablo cuando concluyan las obras de Fuencarral, que se hagan más aparcamientos para residentes y reservas para motos, y que se cree un Área de Prioridad Residencial en la plaza de María Soledad Torres Acosta similar a la de otras zonas de Madrid como el barrio de Las Letras.

Desde el pasado 26 de marzo, cuando comenzaron las obras en Fuencarral, han cambiado de itinerario las líneas 3 (Puerta de Toledo - Plaza de San Amaro), 40 (Red de San Luis - Alfonso XIII) y 149 (Red de San Luis - Plaza de Castilla), que ahora circulan por calles como San Mateo, Mejía Lequerica, Fernando VI y Barquillo, entre otras, habiendo cambiado también algunas de sus paradas.