R.Unido.- Ex directivos de RBS y HBOS piden perdón por llevar a bancos al colapso y dicen que era imposible 'preverlo'

La antigua cúpula de RBS reconoce que la compra de ABN Amro fue un error LONDRES, 10 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) Los que fueran hasta el pasado mes de octubre los cuatro máximos responsables de Royal Bank of Scotland (RBS) y HBOS expresaron hoy sus "profundas y sin reservas" disculpas por conducir a ambos bancos a un colapso que provocó su seminacionalización, aunque subrayaron que las circunstancias excepcionales de la crisis financiera hacían "imposible" prever la deriva que finalmente obligó a la entrada del Estado en el accionariado. El ex presidente de RBS, Tom McKillop y el de HBOS, lord Dennis Stevenson, y los ex consejeros delegados, Fred Goodwin y Andy Hornby, respectivamente; comparecieron en la Comisión Especial del Tesoro británico durante más de tres horas en las que acapararon una atención que había provocado que los medios de comunicación se presentaran ya a las 7.30 en el Parlamento para escuchar las palabras de quienes figuran entre los máximos culpables de la crisis bancaria en Reino Unido. Asimismo, por primera vez en mucho tiempo, estaban presentes todos los miembros de la comisión, quienes aprovecharon para imputar a los banqueros la deriva financiera experimentada por el país en los últimos meses, en los que se han promovido hasta dos planes de rescate, en primera instancia para recapitalizar los balances de los bancos en octubre y, en segunda, hace tan sólo unas semanas, para recuperar la normalidad del préstamo. Así, los 20.000 millones de libras que RBS tomó de las arcas públicas dio como consecuencia que el 68% del accionariado esté atualmente en manos del tesoro, mientras que HBOS fue asumido por Lloyds tras una operación monitorizada por el propio Gobierno que le costó al erario público 17.000 millones y que dio como resultado el Lloyds Banking Group, con un 40 por ciento de títulos pertenecientes al Tesoro. Sin embargo, en su intervención de hoy, los banqueros, quienes anunciaron su renuncia en octubre tras conocerse la situación de las entidades y en coincidencia con el primer paquete de medidas de rescate del gabinete de Gordon Brown, subrayaron que era "imposible" anticipar que el endeudamiento al que estaban abocando sus balances y la concesión ilimitada de crédito acabaría con la toma de posesión parcial del Estado para asegurar los ahorros de los clientes y la propia supervivencia de las compañías. PETICIÓN DE PERDÓN Además, en una estrategia conjunta, los cuatro pidieron perdón por los errores al inicio mismo de la comparecencia, empezando por el escocés Goodwin, conocido por su rudeza con la plantilla y sus severos recortes laborales que le valieron el calificativo de 'Fred the Srhed' (Fred el Triturador) . "No puedo lamentar más lo que ha pasado", declaró hoy en la comisión, si bien el presidente de la misma, John Fall, expresó posteriormente a la BBC sus dudas sobre este arrepentimiento colectivo: "¿No había aún cierta arrogancia? Desde luego que sí". Con todo, la intervención de los banqueros dejó algunas declaraciones de autocrítica, como la del propio Goodwin y el ex presidente de RBS, Tony McKillop, al considerar un error la adquisición de la entidad holandesa ABN Amro en un consorcio del que también formaba parte el Banco Santander, si bien recordaron que la operación contó con un apoyo del 90% de los accionistas. Así, los diputados que tomaron la palabra aprovecharon para acusarlos de negar su responsabilidad, "destrozar grandes instituciones británicas" y, en el caso de Goodwin, tener una "brújula moral diferente", si bien los dirigentes financieros recordaron que no fueron los únicos que incapaces de anticipar la escala de la crisis, como prueba la delicada situación de las demás empresas del sector económico. 'BONUS' Además, una jornada después de que Gordon Brown prometiese "erradicar" la cultura de la "recompensar por los fallos" que suponen los 'bonus', los cuatro apoyaron hoy la necesidad de revisarlos, pese a que fueron grandes beneficiarios, no sólo el tiempo que trabajaron en la City, sino tras dejar sus puestos. De hecho, RBS aún prevé conceder este año más de 1.000 millones de libras a sus ejecutivos, que saldrán de los 20.000 millones tomados del Estado. Además, aprovecharon también para subrayar que los cuatro habían perdido "una gran cantidad de dinero, incluso por supuesto un gran número de colegas", debido a que invirtieron los 'bonus' en acciones, como fue el caso de Hornby, quien dijo haber destinado "hasta el último penique" de estas pagas a títulos del HBOS y, consecuentemente, haber perdido más dinero que el ganado durante su época como director ejecutivo. No en vano, hubo casos en los que este concepto superó al propio sueldo, como fue el de Goodwin y los 1,3 millones de euros de sueldo a los que sumó 2,9 millones adicionales en bonus. Por su parte, el ex presidente del RBS cobraba 750.000 libras; algo menos que las 821.000 que ingresaba su hasta octubre homólogo en HBOS; por los 1,93 millones del director ejecutivo del banco.