Reos bolivianos en huelga para que dejen vivir a sus familias en prisión

  • La Paz, 22 abr (EFE).- Reclusos de una cárcel de La Paz iniciaron una huelga de hambre en protesta por las restricciones que pretenden imponer las autoridades a la convivencia con sus familias en el interior de la penitenciaria, informaron hoy medios locales.

Reos bolivianos en huelga para que dejen vivir a sus familias en prisión

Reos bolivianos en huelga para que dejen vivir a sus familias en prisión

La Paz, 22 abr (EFE).- Reclusos de una cárcel de La Paz iniciaron una huelga de hambre en protesta por las restricciones que pretenden imponer las autoridades a la convivencia con sus familias en el interior de la penitenciaria, informaron hoy medios locales.

Uno de los dirigentes de los reos, Wilson Mercado, dijo a radio Erbol que la huelga de 18 reclusos, iniciada el martes, demanda de las autoridades que más de 200 internos del penal puedan seguir viviendo con sus hijos y esposas, como ha ocurrido hasta ahora.

La penitenciaría de San Pedro, situada en el centro de la ciudad de La Paz, tiene un régimen abierto, es decir, no cuenta con vigilancia en el interior y las celdas han sido convertidas en viviendas para que los reclusos vivan con sus familias.

Según Mercado, la convivencia en familia lleva ya varios años y no se pueden permitir las restricciones que intentan imponer las nuevas autoridades policiales en el interior de penal.

Los presos piden la destitución del gobernador del penal, coronel José Cabrera, y del director de penitenciarias, Edwin Guachalla.

Cabrera declaró hoy a radio Erbol que "a partir de ahora tienen que entender los internos que este es un centro penitenciario que tiene restricción" y que no puede entrar "ni una gota de alcohol" y deben respetarse los horarios de visitas.

Hace un mes, en el mismo penal 1.500 presos se amotinaron para rechazar la restricción de visitas de turistas extranjeros a la cárcel y para criticar el aumento de las medidas de seguridad.

El mes pasado las autoridades pusieron fin a los tours turísticos que se realizaban al interior del penal con la destitución de dos gobernadores en menos de un mes porque no habían logrado poner orden en el recinto penitenciario.