Sindicatos de educación creen que el Gobierno no convoca la mesa sectorial de enseñanza porque no le interesa a UGT

Creen que el consejero buscó una vía de negociación del actual conflicto, pero "le cortaron las alas desde arriba"

El Consejero afirma, ante la convocatoria de huelga, que es el "momento de pocas palabras y de trabajar mucho"

OVIEDO, 20 (EUROPA PRESS)

El representante de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, José Ángel Piquero, afirmó hoy que el Gobierno asturiano no convoca la mesa sectorial de educación, demandada por los sindicatos de enseñanza, porque la dirección autonómica de UGT "no quiere".

Piquero realizó esta afirmación durante una rueda de prensa convocada por su sindicato, además de Beatriz Quirós (Suatea), Gerardo Domenech (CSI-CSIF) y Gumersindo Rodríguez (ANPE) para anunciar oficialmente la próxima convocatoria de huelga de profesores en la enseñanza pública asturiana, prevista para el 28 de abril. La movilización exige la convocatoria de la mesa general y la retirada del plan de evaluación del profesorado, que se está llevando a cabo en este momento, según los sindicatos, sin haber sido negociado con ellos.

Preguntado por los periodistas por los motivos de que no se convoque la mesa sectorial en la mesa general de la función pública asturiana, el representante de Comisiones fue tajante: "el gobierno no la convoca porque UGT no quiere". "Hay un sindicato muy ligado al Gobierno que sin ninguna contra partida se baja de la huelga cuando el Gobierno se lo pide", afirmó, en clara alusión a la retirada de UGT de la convocatoria de la última huelga, celebrada el 1 de abril. "Y cuando Justo Rodríguez Braga plantea que no quiere mesa sectorial, pues el Gobierno no la convoca porque UGT no quiere", añadió, refiriéndose a las recientes declaraciones del responsable autonómico de la central, contrarias a la creación de dicha sectorial.

Preguntado por la postura de la dirección general de Comisiones Obreras sobre esta reivindicación de su sector de enseñanza, Piquero explicó que la Federación de Enseñaza claramente pide la mesa, y la dirección de CC.OO lo que exige es que "el Gobierno lo haga bien y que negocie con los sindicatos". "Por parte de nuestra federación de Administración Pública", continuó, "que es la que está en la mesa general, no habría ningún problema para que se convocara la sectorial. La responsabilidad es del Gobierno. Nos corresponde pedirlo. Que lo presente el Gobierno, y veremos si Comisiones vota y si UGT vota, y si hay mesa sectorial", señaló.

"CORTE DE ALAS" A RIOPEDRE

Los sindicatos se mostraron por otra parte seguros de que el consejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre, ha intentado abrir una vía de negociación para solucionar el conflicto, pero desde el Gobierno autonómico "le ha cortado las alas". Se basan para ello en la doble convocatoria que les ha llegado de la Consejería para una reunión el próximo miércoles.

"Primero", explicó Beatriz Quirós, "llegó una primera convocatoria en la que parecía que había un desbloqueo de la negociación". En ella se fijaba un orden del día con tres puntos referentes a la mesa sectorial, el plan de evaluación y el pago del primer tramo de la carrera profesional. Sin embargo, "horas después llega otro fax con un nuevo orden del día", añadió la representante de Suatea. En el mismo sólo se incluye un punto genérico sobre la gestión educativa.

"No sabemos si llegará otro. Nosotros asistiremos con la primera hoja. Igual de aquí al miércoles vuelve a cambiar el orden del día", afirmó Quirós.

La explicación de estas dos convocatorias está clara desde su punto de vista: "el consejero intentó desbloquear la situación, intentó una pequeña vía de negociación, y la consejera de Administraciones Públicas, o desde más arriba, le cortaron las alas. Le mandaron parar. No sé si el tirón de orejas vendría de un lado sólo o de otro", señaló, apoyada por el resto de presentes en la rueda de prensa.

ABSENTISMO Y SUELDO DEL PROFESORADO

Los sindicatos aprovecharon para responder a las acusaciones que les han llegado desde diversos ámbitos del Gobierno (Consejería de Administraciones Públicas) o de la Federación Socialista Asturiana (Fernando Lastra, diputado en la Junta) sobre el supuesto alto nivel de absentismo de su sector, y sobre el suelo que cobran los profesores.

En primer lugar, Rodríguez negó que el absentismo medio llegue a los 33 días por año, como planteó la consejera del área, Ana Rosa Migoya. Según la versión sindical, se trata de un dato de toda la Administración, pero que llevado al área de la educación no llega a los 17 días por año, "frente a los 45 de media en el mercado laboral asturiano". Además, recordó que en esos 17 días, se cuentan las 99 mujeres que en el último año solicitaron baja por maternidad.

En lo referente al salario, Gerardo Domenech recordó que los trabajadores de la enseñanza en los últimos años han perdido hasta dos puntos y medio de poder adquisitivo. No obstante, recordó que su reivindicación no es económica, y rechazó el "mito que persigue a los profesores, de que se cobra mucho y se trabaja poco".

Por su parte, Beatriz Quirós criticó que en estos momentos, coincidiendo con el actual plan de evaluación, se inicie otro proceso similar, llamado evaluación de diagnóstico, dirigido a los alumnos. "Se van a ver sometidos a cuestionarios, exámenes y pruebas", manifestó, añadiendo que los estudiantes están "nerviosos". "No se nos deja trabajar, cada vez se mete más burocracia y se nos quita tiempo para realizar nuestra labor", añadió. Dejó claro que esta evaluación de diagnóstico, "tampoco ha sido negociada con los sindicatos".

Gumersindo Rodríguez hizo de portavoz de las cuatro centrales, para reiterar sus reivindicaciones y anunciar tanto la huelga del sector, como la manifestación que tendrá lugar ese mismo día, a partir de las 18.00 horas, en la Estación de Renfe.

Por su parte, el Consejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre, declinó hoy hacer valoraciones sobre la convocatoria de huelga porque afirmó que "es momento de pocas palabras y de trabajar mucho". Riopedre realizó estas declaraciones en un acto en el colegio de educación especial de Latores.