SUP acusa al presidente del TSJM de manipulación para ocultar un error judicial y hacer responsables a los policías

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) acusó hoy al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Javier Vieira, de "pretender manipular" el "error" que cometió el juez de Alcobendas que decretó la libertad de Bushi, el capo acusado de encabezar la banda que agredió al productor de televisión José Luis Moreno. Para el SUP, Vieira "quiere desviar la responsabilidad" a los policías que custodiaban al detenido y que actuaron "correctamente".

"Estamos ante un evidente error judicial que el propio magistrado pretendió ocultar", expuso el sindicato en un comunicado, negando la la versión del TSJM. Defendió que cuando se dispone la libertad del detenido en el juzgado, los policías "están obligados" a cumplir ese mandato "so pena de incurrir en un delito" de desobediencia y detención ilegal.

El TSJM descartó ayer cualquier responsabilidad disciplinaria sobre el juez de Alcobendas y subrayó que los presos deben regresar al centro penitenciario cuando hayan sido trasladados a un órgano judicial para realizar los trámites que correspondan en cada momento, con el fin de que se cumplan las resoluciones judiciales.

En este sentido, el SUP recordó que aunque el procedimiento judicial "habitual" establece la remisión de los autos a la autoridad penitenciaria, "son muchos los casos" en los que se dispone la libertad del detenido en el mismo juzgado y "la única actuación posible" es entonces la puesta en libertad del detenido. "Lo contrario es incurrir en desobediencia y en detención ilegal, lo que conlleva aparejado penas de prisión e inhabilitación que acarrean la expulsión de la Policía", informó el sindicato.

"EVIDENTE ERROR JUDICIAL"

En este sentido, recordó que el agresor de Moreno acudió el día 31 de marzo al Juzgado número 3 de Alcobendas para declarar por un delito diferente al de la agresión del productor televisivo y subrayó que este día "el Ministerio Fiscal interesó la libertad provisional, que quedó acordada en un auto". De esta forma, el sindicato explica que el auto no hizo "ninguna alusión" a que dicha libertad estuviera condicionada a que no tuviese otras causas pendientes.

"En el auto de libertad entregado el día 31 de marzo a los policías nada se decía de otras causas pendiente ni de la procedencia del preso, simplemente se disponía su libertad", insistió el SUP.

Tras ello, precisó que no fue hasta el día siguiente, 1 de abril, cuando el Juzgado de Guardia de Valdemoro se dirigió al centro penitenciario Madrid III decretando su puesta en libertad y, en esta ocasión, añadiendo "la coletilla": "Si no estuviera preso o detenido por causa distinta". "Un retraso de 24 horas" que, según el SUP, refleja que "el error judicial" es "evidente" en la nota que ayer hizo público el TSJM.

DEFENSA DEL TRABAJO DE LA GUARDIA CIVIL

El SUP también defendió que los guardias que entregaron a Bushi a los policías "hicieron bien su trabajo". Según explica, el Instituto Armado remitió un fax a la comisaría de Alcobendas donde constaba el nombre del detenido "sin ninguna otra indicación".

Sin embargo, ese fax "por razones que aún no se conocen" no llegó a la comisaría, aunque, según el sindicato, si los policías hubiesen dispuesto de este documento no hubiesen cambiado el desarrollo de los acontecimientos porque al emitirse el auto judicial de puesta en libertad "la única actuación posible" es la liberación del acusado.

Denunció así la "bochornosa actuación deliberada" del presidente del TSJM que pretende, en su opinión, ocultar los hechos y derivar responsabilidades hacia los agentes que actuaron "correctamente".