Todos los agentes judiciales de Ourense suscriben un manifiesto conjunto para reclamar la "modernización" de la Justicia

Denuncian el "abandono secular" y exigen que los partidos incluyan la reforma en sus agendas como "segundo punto" tras la crisis OURENSE, 17 (EUROPA PRESS) Todos los agentes de la Administración de Justicia de Ourense denunciaron hoy el "abandono secular" que sufre la Justicia con carencias de "medios, personal e infraestructuras" y, por ello, demandaron una "reforma" de la administración y que los partidos la "incluyan en su agenda política como segundo punto después de la crisis económica". Representantes de todos los ámbitos de la Administración de Justicia en Ourense comparecieron hoy en la Audiencia Provincial para denunciar la falta de "medios, personal e infraestructuras" con la que desarrollan su trabajo, pero aseguraron que esta situación es "general en toda la Administración de Justicia". En el acto participaron el presidente de la Audiencia Provincial, Fernando Alañón; el juez decano de Ourense, Antonio Piña; el fiscal jefe de Ourense, Florentino Delgado; y representantes de los Colegios Oficiales de Abogados, Procuradores y Economistas, además de portavoces de los forenses, secretarios judiciales, funcionarios y de los sindicatos USO y CC OO. El acto dio comienzo con la intervención de Antonio Piña, quien desvinculó el acto de la huelga que mañana miércoles protagonizará gran parte de los jueces de toda España. De hecho, el juez decano aseguró que se trata de un acto "independiente del mismo". "Aprovechamos el interés informativo del estado la Justicia para decir que esto es un problema que necesita solución", sostuvo. Posteriormente, la lectura de un comunicado conjunto suscrito por todos los presentes fue leído por el presidente de la Audiencia Provincial de Ourense, Fernando Alañón, quien señaló en el mismo que el "servicio público" de la Justicia "depende" de su "actuar y preocupación diaria". En el comunicado todos los sectores pusieron de manifiesto que la Constitución Española de 1978 "indica que la Justicia emana del pueblo" y se ejercer "por y para los ciudadanos" por lo que "una sociedad moderna requiere de una justicia moderna y una sociedad democrática requiere de una justicia independiente". PREOCUPACIÓN En este sentido, quisieron expresar su "preocupación" por el "estado de la justicia" y la "pervivencia secular de sus defectos" porque "sigue anclada en una organización antigua que no da respuesta a una sociedad moderna". De hecho, demandaron de los poderes públicos, de las organizaciones políticas y de la sociedad civil un "compromiso serio" para acometer en la Administración de Justicia las "reformas necesarias para convertir el servicio público de justicia en un servicio útil y una respuesta rápida a las necesidades del ciudadano". En cuanto a las reformas necesarias para lograr tal fin, en el comunicado se hace referencia a la necesidad de "un esfuerzo inversor de los poderes públicos estatales y autonómicos" unido a un "gran pacto político y social y a un esfuerzo interlocutor con todos los operadores jurídicos" para "remover los obstáculos que impiden que la justicia sea justa". Fernando Alañón manifestó que en el comunicado ofrecen la "unidad de los operadores jurídicos" frente a los "problemas que acarrea una justicia lenta, sobrecargada de trabajo, carente de medios técnicos, sometida a una multiplicidad normativa que complica los trámites procesales y que camina a espaldas del justiciable". En el documento presentado, afirman que ofrecen la "unidad" de todos los trabajadores de la Administración de Justicia a "poderes públicos, organizaciones políticas y sociedad" como un "compromiso sincero de trabajo" a favor de la "reforma" de la Justicia. Tras la lectura del manifiesto, el representante de los abogados aseguró que en el caso de Ourense, en la actualidad "es el momento de que, gobierne quien gobierne en Galicia", en la agenda política de los partidos "la Administración de Justicia debe estar presente después de la crisis" porque se trata de "un problema que hay que solucionar". SITUACIÓN EN OURENSE Por su parte, el fiscal jefe de Ourense, Fernando Delgado, señaló que la situación de "abandono" de la Administración de Justicia es "patente" en la provincia de Ourense, por lo que apuntó la necesidad de crear un Juzgado de Violencia de Género, además de una Oficina de Atención a las víctimas y "unos espacios físicos para tomar declaración a los menores". En el caso de los juzgados ourensanos, Delgado señaló que no sólo se encuentran "sobrecargados", sino que existe una "carencia de espacio físico" que, unido a la "deficiencia en la dotación de medios personal", hacen que los funcionarios se vean "obligados a casi utilizar nuestra heroicidad para sacar los procesos en un tiempo razonable". Fernando Delgado manifestó que el "abandono" de la Justicia es "secular" porque "no se han acometido reformas de calado que de verdad se necesitan". "Queremos hacer que nuestros servicio funcione y queremos que nuestros ciudadanos se sientan orgullosos de tener el servicio que nosotros deseamos", concluyó el fiscal jefe de Ourense.