UGT propone el 22 de febrero como el 'Día contra la discriminación salarial de la mujer'

JAÉN, 25 (EUROPA PRESS) La Secretaría de la Mujer de la Unión General de Trabajadores (UGT) de Jaén pide que se institucionalice el 22 de febrero como el "Día contra la Discriminación Salarial de la Mujer". La elección de esta fecha quiere señalar los 52 días más que tiene que trabajar una mujer para poder obtener el mismo salario que un hombre, es decir, un mes y 22 días. Según datos aportados por un informe ofrecido por el Ministerio de Igualdad, las mujeres cobran un 31 por ciento menos que los hombres. Una diferencia salarial que se corresponde con la existente en Jaén, donde la brecha salarial se sitúa en los 512 euros mensuales, según destacó el sindicato en un comunicado. Además, los sectores feminizados son los de peor remuneración, mientras que las actividades laborales que denotan mayores discriminaciones salariales son los servicios de atención personal y la hostelería. Igualmente, indicó que las mujeres perciben salarios más bajos realizando el mismo trabajo, lo que significa que la discriminación salarial aparece dentro y fuera de la categoría profesional. Dentro, en función de pluses y complementos, y fuera, por una valoración sexista de los puestos de trabajo y por los obstáculos que tiene que salvar una mujer para desarrollar una carrera profesional equivalente a la de un hombre. La Secretaría de la Mujer de UGT-Jaén denuncia que la discriminación salarial hacia las mujeres también se da en la contratación, pues las trabajadoras tienen un mayor índice de contratos por debajo de su categoría, a tiempo parcial y de carácter temporal, sin olvidar la mayor presencia de las mujeres en la economía sumergida. A su juicio, existen factores estructurales que mantienen la brecha salarial como son la segregación ocupacional, la mayor precariedad laboral de las mujeres, su incorporación tardía al mundo laboral y la permanencia de roles y estereotipos que impiden el desarrollo profesional de las mujeres. Por ello, el sindicato reivindica la igualdad salarial para las mujeres, ya que "el sexo no debe determinar ni el empleo al que se acceda ni la retribución apercibir".