Un trabajador denuncia a una empresa por despedirlo con un cáncer de pulmón

  • Barcelona, 25 mar (EFE).- El colectivo de abogados Ronda ha presentado una denuncia contra la empresa Lico Corporación Operador Banca-Seguros por despedir, alegando un expediente disciplinario, a un trabajador al descubrir que estaba afectado de un cáncer de pulmón.

Un trabajador denuncia a una empresa por despedirlo con un cáncer de pulmón

Un trabajador denuncia a una empresa por despedirlo con un cáncer de pulmón

Barcelona, 25 mar (EFE).- El colectivo de abogados Ronda ha presentado una denuncia contra la empresa Lico Corporación Operador Banca-Seguros por despedir, alegando un expediente disciplinario, a un trabajador al descubrir que estaba afectado de un cáncer de pulmón.

En una rueda de prensa celebrada hoy, el trabajador afectado, Joan Ramon Vilamajó, ha denunciado la "injusticia" del caso y ha reclamado que se declare nulo el despido, lo cual le permitiría reincorporarse a su puesto.

Además, el trabajador solicita una indemnización por los daños y perjuicios morales que le ha ocasionado la empresa con su despido.

La cronología del caso es la siguiente: en mayo de 2008 Vilamajó es contratado con un contrato temporal, ocho meses más tarde, en enero de 2009, se le hace un contrato indefinido con un salario mensual de 1.000 euros hasta que el pasado 16 de febrero se le detecta un cáncer de pulmón que él comunica a la compañía, que decide despedirle tres días más tarde, el 19 de febrero, amparándose, según los abogados, en un "falso" despido disciplinario.

Según la abogada del trabajador, Ana Tomé, la empresa Lico Corporación Operador Banca-Seguros "bordeó" la ley al indemnizar a Vilamajó con 1.200 euros, los que le corresponden a los 45 días de salario bruto que contempla la legislación.

Por ello, la abogada alerta de que Vilamajó se encuentra actualmente en una situación "dramática" pues la baja médica le descuenta la prestación de desempleo, que en diez meses dejará de cobrar y pasará a recibir un subsidio de 400 euros.

Además, el trabajador no puede solicitar un nuevo empleo, pues está recibiendo tratamientos intensivos de larga duración para paliar su enfermedad.

Desde el colectivo de abogados Ronda, se denuncia que desde que se acentuó la crisis económica las empresas están empleando estrategias "ingeniosas" para llevar a cabo despidos amparados en la ley, pero sin causas que los justifiquen.

Así es el caso de la compañía Lico Corporación Operador Banca-Seguros, que justificó con el cierre de la delegación de Barcelona el despido de Vilamajó, cuando a día de hoy la delegación sigue abierta y en pleno funcionamiento.