UniónGC suma ya más de un millar de adhesiones en Cantabria a los guardias civiles sancionados por manifestarse

La secretaria general de UGT y el presidente del PP firman el manifiesto por el archivo de los expedientes disciplinarios SANTANDER, 7 (EUROPA PRESS)

Más de un millar de personas rubricaron hoy en Santander su adhesión a los seis guardias civiles sancionados por el Ministerio del Interior por participar fuera de servicio en una manifestación por la mejora de sus condiciones de trabajo, en las primeras horas de la campaña de recogida de firmas iniciada en Cantabria por la Unión de Guardias Civiles (UniónGC).

El secretario general de la Unión de Guardias Civiles en Cantabria, Luis Velasco, señaló que están "más que satisfechos" de que "sólo en unas horas más de un millar de ciudadanos de la región hayan mostrado su apoyo a unos guardias civiles sancionados simplemente por reclamar de manera pacífica y fuera de servicio una mayor dignidad laboral y profesional para sus compañeros".

La mesa de recogida de firmas habilitada hoy por la Unión de Guardias Civiles, de 10,00 a 13,00 horas junto a la sede de la Delegación del Gobierno en Cantabria, contó con la presencia de la secretaria general de UGT en la región, María Jesús Cedrún, y el presidente del PP, Ignacio Diego, que suscribieron el manifiesto en el que la asociación de guardias civiles reclama el archivo de los expedientes disciplinarios incoados por el Ministerio del Interior.

Según precisó Velasco, la campaña de la Unión de Guardias Civiles cuenta también con el respaldo de distintas asociaciones culturales y sociales de la región, además del de otros sindicatos policiales.

El responsable regional de la Unión de Guardias Civiles matizó que "lo único que exigimos es tener el mismo derecho que cualquier ciudadano a manifestarnos libremente, tal y como ocurre con policías nacionales o jueces, porque no es admisible que en pleno siglo XXI seis compañeros se puedan quedar sin empleo por reclamar unas mejoras laborales, sociales y económicas en la Guardia Civil cada vez más necesarias".

Velasco lamentó "la inflexibilidad" del Ministerio del Interior porque "en ningún momento ha aceptado siquiera negociar el archivo de unos expedientes disciplinarios injustos desde todos los puntos de vista", indicó.