CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

El gen procedente de un alga sirve para acelerar la floración de una planta

  • Madrid, 20 feb (EFE).- Un gen procedente de un alga ha servido para acelerar el proceso de floración de una planta, lo que abre importantes expectativas para mejorar en el futuro el rendimiento de cosechas como la del tomate o el arroz.

El gen procedente de un alga sirve para acelerar la floración de una planta

El gen procedente de un alga sirve para acelerar la floración de una planta

Madrid, 20 feb (EFE).- Un gen procedente de un alga ha servido para acelerar el proceso de floración de una planta, lo que abre importantes expectativas para mejorar en el futuro el rendimiento de cosechas como la del tomate o el arroz.

La investigación, en la que han participado expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha logrado, por primera vez, acelerar la floración de una planta mediante la acción del gen de una microalga.

Las conclusiones aparecen publicadas en el último número de la revista Current Biology.

Según los autores del trabajo, el proceso podría contribuir a mejorar el rendimiento de cosechas como la del tomate o el arroz, ya que permite elegir el mejor momento para producir semillas.

El investigador del CSIC y director del estudio Federico Valverde, que trabaja en el Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis (centro mixto del CSIC y la Universidad de Sevilla), ha subrayado la importancia de la investigación.

Según Valverde, una floración correcta es fundamental para la supervivencia de la planta y, por lo tanto, influye directamente en la productividad de las cosechas; "desde hace siglos, los agricultores han manipulado esta característica con el fin de adaptar cultivos básicos para la humanidad, como el arroz, a diferentes ambientes", ha señalado.

Valverde y su equipo han logrado promover la floración de la planta "Arabidopsis thaliana", un modelo vegetal ampliamente utilizado en investigación, a través de la acción de un gen de la microalga "Chlamydomonas", también muy presente en los laboratorios porque su genoma, recientemente secuenciado, es pequeño y fácil de manipular.

"Es la primera vez que se emplea un gen de algas para acelerar la floración en plantas, lo que ofrece enormes oportunidades desde el punto de vista de la investigación aplicada", explica el biólogo del CSIC. El descubrimiento abre la posibilidad de alterar la floración en plantas para mejorar el rendimiento de los cultivos a través de la elección del momento óptimo para que éstos florezcan y produzcan semillas, según las condiciones de luz y temperatura del lugar donde se cultive.

El grupo, de hecho, está patentando la aplicación en cultivos de interés para la industria agroalimentaria como el tomate y trabaja, en colaboración con empresas de biotecnología, en su desarrollo para la mejora de cultivos relevantes para la producción agrícola española, como la fresa o el pimiento.

El trabajo también aporta claves sobre el desarrollo y evolución de las plantas.

Valverde ha precisado que el hallazgo es una evidencia de cómo las algas, antecesoras directas de las plantas, desarrollaron hace al menos 500 millones de años sistemas claves para la regulación de su crecimiento, basados en las horas de luz del día (fotoperiodo) y en el reloj circadiano o biológico.

Estos mismos procesos se conservan en la actualidad no sólo en algas, sino también en plantas, y los investigadores han logrado que un gen de un organismo tan simple desde el punto de vista evolutivo como una microalga logre acelerar la floración de una planta mucho más compleja.

Valverde y su equipo del CSIC y la Universidad de Sevilla han realizado este trabajo en colaboración con el Instituto Max Plank de Desarrollo Vegetal, en Colonia (Alemania).